Publicado: 23.01.2014 20:39 |Actualizado: 23.01.2014 20:39

Bayer no produce medicamentos "para pobres"

La farmacéutica alemana se opone a las iniciativas de la India de crear 'genéricos' a precios asequibles para su población 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

"Nosotros no desarrollamos este medicamento para los indios, lo hemos desarrollado para los pacientes occidentales que pueden permitírselo". Éstas han sido las palabras del consejero delegado de Bayer, Marijn Dekkers, en una entrevista concedida a la revista semanal Bloomberg Business Week.

Las declaraciones vienen a colación de las nuevas licencias que la India está aplicando sobre la propiedad de las patentes farmacéuticas. Algo, que irremediablemente repercutirá a favor de los fabricantes locales para que produzcan medicamentos genéricos a un precio más barato y asequible para toda la población.

En concreto, la medida está encaminada a los tratamientos contra el cáncer, VIH y diabetes según informaron dos fuentes anónimas a Business Week, pero el Gobierno indio planea ampliarlo a 20 medicamentos más.

Las nuevas licencias permitirán que cualquier empresa del país produzca esas mismas fórmulas sin el consentimiento del titular de la patente y sin recibir el correspondiente pago por su uso. La medida tiene como objeto ejercer presión sobre los fabricantes para que éstos bajen los precios y sean competitivos con los genéricos.

De este modo la India conseguiría satisfacer las necesidades de sus ciudadanos más pobres. En un país con 1.200 millones de habitantes, 65 millones padecen diabetes y 2.1 millones son portadores del VIH.

La empresa Natco Pharma fue la primera empresa nacional en obtener una de estas licencias de la oficina de patentes de la India. Gracias a ella, elaboró el genérico del Nexavar, un anti cancerígeno de Bayer que cuesta un 97% menos que el original. En 2013, Bayer decidió recurrir el caso y en la actualidad se encuentra en manos del Tribunal Superior de Bombay. Para el consejero delegado de Bayer, estas licencias son “esencialmente un robo”.

Sin embargo, desde el mundo sanitario hay quienes no piensan así. Para el doctor Manica Balasegaram, director de la Campaña de Acceso a los Medicamentos (CAME) de Médicos Sin Fronteras, “esto es un reflejo de la manera perversa en la que se desarrollan hoy en día los medicamentos. Las compañías farmacéuticas están claramente enfocadas en multiplicar las ganancias y para ello presionan de una manera enormemente agresiva con el objetivo de lograr patentes y elevar los precios.”

Para Balasegaram, está claro que las enfermedades que no reportan beneficios a las grandes farmacéuticas no entran en sus planes y los pacientes que no tienen dinero están fuera de su mercado. “Las grandes compañías farmacéuticas dicen que se preocupan por las necesidades sanitarias mundiales, pero tienen un largo historial a sus espaldas que demuestra lo contrario”, ha afirmado.