Público
Público

Bayreuth ofrece su "Tristán" a modo de gran picnic y en formato Bundesliga

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Festival de Ópera Richard Wagner de Bayreuth (este de Alemania) ofreció hoy su "Tristán e Isolda" en formato de retransmisión deportiva, al aire libre, desde una pantalla gigante y entre cervezas, helados y cócteles, para más de 20.000 asistentes concentrados en una plaza de esa ciudad bávara.

Los voces de Robert Dean Smith e Iréne Theorin, protagonistas en la producción de escenografía minimalista de Christoph Marthaler, se escucharon paralelamente en el interior del teatro de Bayreuth, fundado por Wagner como lugar idóneo para sus óperas, y en la pantalla de 90 metros cuadrados instalada en la plaza, explicaron a Efe fuentes de la organización.

De un lado, los asistentes al teatro, que habrán pagado hasta 220 euros (312 dólares) por su entrada y aguardado lo suyo hasta conseguirla -hay lista de espera de hasta cinco años-.

Del otro, familias enteras de la ciudad bávara, más visitantes alemanes o extranjeros, que evidentemente no disfrutaron de las mismas condiciones acústicas, pero a los que por un día se les ofrece "un toque de Bayreuth", a cero euros la entrada.

Mientras unos desfilan hacia la "Verde Colina" en trajes de gala y calzado a conjunto, los otros acuden con sus tumbonas y en chancletas bajo la pantalla, en un panorama similar a las transmisiones de la Bundesliga, un contraste que se pudo apreciar en la retransmisión por Internet de la obra.

Las altas temperaturas, sobre los 30 grados centígrados, invitaban al público a acudir con sus neveras portátiles, cargadas de cerveza, refrescos y bocadillos. Quienes no fueron tan bien preparados había varios chiringuitos, con arena natural incluida, donde hundir los pies.

Se trata de la segunda vez en los 130 años de historia del Festival que se ofrecía esa alternativa popular al elitista festival, después del estreno el año anterior con "Los Maestros Cantores de Nuremberg", escenificado por la biznieta del compositor y ahora directora del festival, Katharina Wagner.

Entonces Katharina introdujo esta novedad en su calidad de "heredera natural" de Bayreuth. Tras la jubilación el año pasado de su padre, el patriarca Wolfgang Wagner, la experiencia se repitió este año, con la biznieta del compositor, de 31 años, compartiendo la función de directora con su hermana Eva Wagner-Pasquier, de 64.

También es la segunda vez que se pudo seguir la ópera por internet, tras el pago de una "entrada virtual" de 14,90 euros (21,13 dólares).

La compra de esa entrada permite a usuarios de todo el mundo seguir desde su ordenador la transmisión de la ópera, con opción a verla una segunda vez, en el momento de su elección, entre este domingo y el 23 de agosto.

El Festival de Ópera de Bayreuth, uno de los más prestigiosos del mundo y el único en su categoría consagrado en exclusiva al repertorio de Wagner, se abrió el 25 de julio con el "Tristán" y se cerrará el 28 de agosto con esa misma producción.