Público
Público

La BBC se niega a revelar el coste de la cobertura de la boda real

Los grupos republicanos acusan a la cadena de intentar ocultar un presupuesto desmesurado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presupuesto multimillonario de la cobertura por la BBC de la boda real de William Windsor y Kate Middleton es poco menos que un secreto de Estado. La cadena pública se ha negado a hacer público el coste económico a pesar de la petición del grupo republicano Republic.

Republic había recurrido a la Ley de Libertad de Información que obliga a los organismos públicos a facilitar información solicitada por los ciudadanos.

La ley permite algunas excepciones. A la BBC, le concede el derecho a no informar sobre asuntos relacionados con “periodismo, arte y literatura” para no verse perjudicada en su competencia con medios privados, no sujetos a la ley.

Esa ha sido la excusa presentada por la BBC, que se financia con una tasa que pagan todos los dueños de un televisor. “La única conclusión que sacamos de esto es que la BBC está intentando esconder algo”, dice Graham Smith, director de Republic. “Hay un gran interés público en conocer cómo se gasta el dinero de los contribuyentes, especialmente en un asunto tan polémico como el de la monarquía”.

Los grupos republicanos han criticado a la BBC por ser “una máquina de relaciones públicas de la monarquía”, a diferencia de la prensa, tanto progresista como conservadora, que no tiene inconveniente en publicar noticias incómodas para los miembros de la familia real.

La BBC tuvo una audiencia media de 13,4 millones de espectadores en la mañana de la boda real, con 19,3 millones como cifra más alta de audiencia durante la ceremonia. La media de ITV fue de 4,4 millones.