Público
Público

La BBC propone un acuerdo para salvar la televisión pública

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La cadena estatal británica BBC ha dado a conocer un gran número de propuestas de asociación con otras cadenas gratuitas diseñadas para asegurar la supervivencia del modelo público (PSB, según las siglas inglesas) del que todos forman parte.

Mientras los rivales financiados con publicidad se enfrentan a la doble amenaza de la competencia digital y una caída en publicidad, la BBC ofreció el jueves compartir los recursos incluidos en el famoso y nuevo servicio iPlayer y ayudar a incorporar servicios de Internet a la televisión.

"Lo que se deduce de estas propuestas es una BBC (...) que sabe que su relativa seguridad de financiación, sus medidas y su tecnología le sitúan en una posición privilegiada para asistir potencialmente al resto de la industria", dijo el director general Mark Thompson en una rueda de prensa.

Los titulares de licencia de televisión en Reino Unido están obligados a tener en parrilla programas para niños o programas de noticias locales a cambio de rebajas fiscales en el espectro analógico y un acceso casi universal en los hogares británicos.

La BBC recibió 3.400 millones de libras (unos 3.800 millones de euros) de la tarifa que se cobra a todos los abonados británicos a la televisión en el año financiero 2007/2008, y da empleo a unas 24.000 personas en el mundo.

La cadena dijo que las propuestas podían beneficiar a otras cadenas públicas en más de 120 millones de libras al año en 2014, combinando nuevos ingresos con la reducción de costes.

La BBC dijo que mantenía el compromiso con Kangaroo, su proyecto de televisión online con ITV y Channel 4, a pesar de la propuesta de compartir la tecnología y el marca del iPlayer.

Las propuestas se hicieron en parte en respuesta a una revisión de todo el modelo de televisión pública por el regulador inglés, del que se espera que publique los resultados a principios del año próximo.

Con el cambio a la televisión digital previsto para 2012 en Reino Unido, la ITV argumenta que el valor de su licencia televisión pública ya no justifica el coste de producir esos programas, y Channel 4 también ha padecido una caída notable en su financiación en unos años.