Público
Público

La BBC rectifica y pide disculpas a Bob Geldof

La cadena dijo que la guerrilla de Etiopía se había quedado con dinero contra el hambre

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La cadena británica BBC pasó ayer por la humillación de reconocer que una información sobre la movilización de las organizaciones benéficas Band Aid y Live Aid contra el hambre en África no tenía pruebas que la sustentara. No es algo que ocurra con mucha frecuencia, pero la BBC cometió errores injustificables en una noticia en la que se vertían graves acusaciones.

En marzo, la cadena pública de Reino Unido informó de que gran parte de los cien millones de dólares recaudados por los conciertos de Band Aid en 1985 había terminado en los bolsillos de la guerrilla etíope. Los insurgentes supuestamente habían utilizado el dinero para comprar armas. Las fuentes de la noticia eran dos antiguos líderes de la guerrilla a los que no se nombraba. Según ese testimonio, los responsables de Live Aid habían sido engañados y desconocían el destino final de los fondos.

El activista irlandés Bob Geldof, promotor de aquellas campañas contra la hambruna, desmintió todos los puntos de la información. Inicialmente, el director general de la BBC respaldó la noticia y dijo que se trataba de 'periodismo sólido y excelente'. La protesta de Geldof pasó a la Comisión de Quejas Editoriales de la BBC, cuyo veredicto no deja lugar a dudas.

Establece que la noticia no contaba con pruebas suficientes para hacer esa acusación. Por tanto, la empresa 'desea dejar claro que esa información no debería haber sido transmitida y presenta sus disculpas' a Band Aid. Geldof confía ahora en que pueda repararse el daño causado: 'La cobertura engañosa e injusta de la BBC podía ser extremadamente perjudicial no sólo para Band Aid sino también para otras campañas benéficas'.

Además, la BBC afronta desde hoy otra situación complicada. Sus periodistas inician una huelga de 48 horas en protesta por los recortes a los planes de pensiones. Los presentadores más conocidos se unirán al paro y los principales programas informativos de la radio y la televisión serán suprimidos. El canal BBC News sólo contará con breves boletines horarios.