Público
Público

BBK prepara ajustes laborales y cambios relevantes en la obra social de CajaSur

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente de la BBK, Mario Fernández, ha confirmado hoy que la entidad vasca prepara los "necesarios" ajustes laborales en la plantilla de CajaSur, que serán pactados con los sindicatos, y cambios "relevantes" en su obra social que decidirá una fundación que se creará y tendrá sede en Córdoba.

Mario Fernández ha concretado sus planes tras entrevistarse con el consejero de Economía, Innovación y Ciencia, Antonio Ávila, un encuentro al que le ha seguido otra reunión con el presidente andaluz, José Antonio Griñán, en la Casa Rosa, sede de la Presidencia de la Junta.

En rueda de prensa, Fernández ha comenzado por aclarar que, a la esperar de concluir el procedimiento administrativo que ha supuesto la intervención y adjudicación por el Banco de España, la dirección de BBK apuesta por la colaboración con la Junta.

"BBK colaborará para que se produzca el crecimiento económico de Córdoba y Andalucía, porque Cajasur seguirá existiendo gracias a la inversión de BBK. No se va Cajasur de la comunidad sino que venimos a invertir una muy importante cifra de capital", ha subrayado.

El presidente de la entidad vasca ha apostado por conservar las peculiaridades de Cajasur pero con un modelo de gestión "exitoso", como demuestra -dijo- que BBK sea la caja más solvente de España.

"No venimos a llevarnos Cajasur sino a dotarla del capital que necesita para no desaparecer", ha apostillado.

Como medidas próximas, Fernández ha garantizado que se mantendrá la marca y la imagen de Cajasur en la comunidad, hasta el punto que las 31 oficinas de BBK ubicadas en Andalucía tendrán esta denominación, así como las situadas en Extremadura.

Después de recordar que el actual nivel de solvencia de la entidad cordobesa es "inferior a 1", el presidente ha confirmado que en el capítulo del empleo tiene previsto un ajuste laboral "necesario y con un impacto limitado", medidas que se tomarán con el acuerdo con los sindicatos.

Por "respeto" a los trabajadores de Cajasur, ha obviado cifrar el ajuste e incluso precisar si será igual, superior o inferior al que proponía Unicaja antes de frustrarse la fusión (564 en tres años), ya que la caja vasca se encuentra en una fase de recopilación de datos.

Otra de las novedades se centrará en la obra social, para la que prevé cambios "relevantes" y modificar "sustancialmente" su contenido, de forma que BBK quiere mantener el gasto para situarlo en la inclusión social, los microcréditos, la cultura o la juventud.

Para ello se constituirá una fundación con sede en Córdoba que sea representativa de la provincia y la ciudad.

En cuanto a la Iglesia, ha dejado claro que "no estará presente" en los órganos de decisión de Cajasur, al tiempo que ha insistido en que BBK no ha analizado aún todos los datos económicos y financieros pero que le "preocupan" las actuaciones inmobiliarias, "las del ladrillo".

"Nuestra apuesta es convertir a Cajasur, como parte de BBK, en una de las cajas más importantes de Andalucía", ha señalado Fernández.

El consejero Antonio Ávila ha destacado, por su parte, la "voluntad expresa" de BBK de "minimizar" el impacto sobre los ajustes laborales en la entidad cordobesa.

"Hay también voluntad de mantener la obra social y de vincularse al territorio, lo que repercutirá positivamente en los ciudadanos en los proyectos empresariales en la comunidad", ha detallado.

Según el consejero, la entidad vasca le ha trasladado que viene a Andalucía para hacer "negocio bancario", con lo que ha calificado de "positivos" los proyectos planteados por el presidente de BBK.