Público
Público

El BBVA alerta de que los bancos deben sanear otros 60.000 millones

La entidad cree que el déficit público cerrará el año en el 6,5%

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

BBVA Research, servicio de estudios de la entidad española, calcula que 'las pérdidas esperadas netas del sistema financiero podrían ascender a más de 60.000 millones de euros'. Es decir, que lo que dicen bancos y cajas que valen sus inversiones, especialmente pisos y suelo a precio de burbuja, así como créditos que podrían entrar en impago, no sólo ha perdido y perderá buena parte de su valor, sino que además aún no se ha creado colchón suficiente en forma de provisiones para cubrir dicha pérdida. Según el último Informe de Estabilidad Financiera del Banco de España, las entidades españolas mantenían a finales de junio provisiones para insolvencias por importe de 84.321 millones, a los que habría que sumar la cantidad citada por el BBVA.

No es la única señal de alarma sobre el sistema financiero que lanzó ayer la entidad en la presentación del informe Situación España, un día después de que el candidato del Partido Popular, Mariano Rajoy, dijese ante 12 millones de españoles que, si gana el 20 de noviembre, no va a inyectar un euro público a la banca.

Hay que seguir además echando el cierre a oficinas, considera el BBVA, al que se le antojan insuficientes las 4.000 cerradas hasta junio del presente ejercicio (el 11% del total) y cree que deberían alcanzarse las 9.000 (23%).

Sobre la situación macroeconómica de España y Europa, el BBVA considera que han aumentado los factores que pueden hacer que la actividad 'derive peligrosamente hacia escenarios de riesgo con menor crecimiento o incluso recesión'. La entidad espera un crecimiento para España del 0,8% este año y del 1% en 2012. El BBVA no cree que se cumpla el objetivo de déficit público del conjunto de las administraciones. Prevé que quede en el 6,5% sobre PIB (no tan lejos del objetivo fijado del 6%) por las CCAA.

En contraste con este panorama, la vicepresidenta económica, Elena Salgado, aseguró ayer en Bruselas que el Gobierno maneja 'indicadores algo más positivos de lo que otros analistas dicen', informa Daniel Basteiro. Salgado pidió esperar al viernes, cuando el INE presentará un avance de los datos sobre el crecimiento.

El avance de la economía en el cuarto trimestre del año 'y los siguientes' dependerá de la 'inestabilidad en los mercados de deuda', un factor añadido al efecto del 'plan de austeridad' y de 'corrección de los desequilibrios', lamentó la vicepresidenta. 'Si somos todos capaces de reducir inestabilidad, las previsiones de crecimiento serán mejores', aseguró.