Público
Público

BBVA calcula que la economía española crecerá entre el 1,7 y el 2,2% este año

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Servicio de Estudios del BBVA calcula que la economía española crecerá este año entre un 1,7 y un 2,2 por ciento, y entre un 0,8 y un 2 por ciento en 2009, y advierte de que el deterioro en el sector de la construcción puede ser mayor de lo esperado, con una fuerte caída de la inversión residencial.

El BBVA calcula que la economía española ha crecido en el primer trimestre del año un 2,7 por ciento, según señaló el director del Servicio de Estudios del banco, José Luis Escrivá, en la presentación del informe "Situación España".

En cualquier caso, la economía española podría comenzar su recuperación en la segunda mitad de 2009, después de alcanzar su nivel mínimo de crecimiento en el primer semestre de ese año.

José Luis Escrivá advirtió sin embargo de que, si la crisis financiera se prolonga, el crecimiento de este año podría incluso ser hasta 0,8 puntos menor al calculado y hasta 1,1 puntos menor el del año que viene.

Así, el informe señala que la persistencia de la crisis provocaría que se mantengan las dificultades de acceso a la financiación y se prolonguen las tensiones de liquidez, lo que tendría un impacto mayor sobre el crecimiento.

El BBVA, que ha hecho sus previsiones en tramos dado el aumento de la incertidumbre y de los factores de riesgo, también considera que la economía española seguirá creando empleo en 2008, aunque a menor ritmo, con un aumento de entre el 0,4 y el 1,4 por ciento, y ve muy probable que "se estanque" en 2009, año en el que espera incluso una caída del 0,1 por ciento y sitúa la tasa de desempleo en el 11 por ciento.

El informe señala en este sentido que "en el mejor escenario se crearán 425.000 empleos" entre este año y el que viene, aunque "podrían llegar a destruirse 110.000 empleos" en ese periodo.

El BBVA calcula, por otra parte, que el superávit público desaparecerá el año que viene, e incluso se registrará un déficit del 0,3 por ciento del PIB.

Además, considera "poco probable" que haya una reducción de los tipos de interés antes del mes de septiembre dada la "relativa resistencia de la economía europea al escenario desfavorable" y el aumento de la inflación.

Ante la actual coyuntura, el Servicio de Estudios de la segunda entidad bancaria española recomienda al Gobierno medidas económicas y fiscales contracíclicas, como deducciones temporales, extensiones -también temporales- del seguro de desempleo o el aumento del gasto público en infraestructuras o vivienda.

El deterioro en el sector de la construcción se está intensificando más de lo esperado, según señaló Escrivá, quien apuntó que el BBVA estima que la inversión residencial puede caer este año entre el 5,5 y el 9,5 por ciento y reducirse en mayor medida en 2009, entre el 11,3 y el 17,7 por ciento.

Explicó que ya "se ha materializado" el escenario externo "particularmente adverso" para la economía española, con el aumento de las primas de riesgo, una inflación "significativa y persistente" y una demanda exterior de productos españoles que "se debilita".

También recordó que las bajadas "esperadas" de los tipos de interés se están retrasando y el euro sigue en niveles históricos.

Todo ello, unido a la intensificación del ajuste en el sector de la construcción residencial, hace que las expectativas de crecimiento económico se hayan deteriorado, señaló.

Señaló que el BBVA ya calculaba en otoño la caída de la inversión residencial, y la caída de las expectativas en el propio sector ha hecho que empeoren las previsiones.

Según Escrivá, aunque "estructuralmente se deberían construir unas 500.000 viviendas al año en los próximos cinco o seis años", debido a la situación actual la creación de viviendas será menor, y habrá un "sobreajuste", por debajo de las 400.000 viviendas, al menos este año.

José Luis Escrivá apuntó no obstante que, a parte de la construcción, el resto de la economía española ha mostrado "elementos de fortaleza" y los demás sectores de actividad podrán seguir creciendo de acuerdo con su potencial, "siempre que no se agudicen los factores de riesgo".