Público
Público

El BBVA coincide con Botín en que la reestructuración de las cajas va lenta

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El consejero delegado del BBVA, Ángel Cano, aseguró hoy que la reestructuración de las cajas de ahorros no va "tan rápido" como le gustaría, la misma apreciación que hizo ayer el presidente del Banco Santander, Emilio Botín.

En la presentación a los analistas de los resultados del BBVA hasta septiembre, Cano explicó que a día de hoy "no hay grandes cambios sobre la reestructuración" de las cajas, aunque espera que antes de que acabe 2010 estas entidades "acometan estos procesos".

Ayer, durante el XIII Congreso de la Empresa Familiar, celebrado en Santander, Botín instó a las cajas a ahondar en su reordenación, aunque a diferencia de Cano no puso fechas para ello.

Casi todas las cajas que optaron por fusiones o alianzas bajo un Sistema Institucional de Protección (SIP) con el que comparten beneficios y riesgos tienen en sus planes cerrar sucursales por el solapamiento de las redes.

Y aunque Cano no hizo alusión explícita a ello, subrayó que es "fundamental" que en la práctica, el proceso de reestructuración se acometa "con la mayor rapidez posible", al tiempo que reconoció que con ello, el BBVA planear ganar cuota de mercado.

"Esperamos que los puntos porcentuales que queremos ganar en los próximos años empiecen lo antes posible", dijo Cano.

Por eso, añadió, confía en que la reestructuración empiece a tener efectos ya para que en 2011 haya "un terreno competitivo más normalizado".

Posteriormente, en rueda de prensa, explicó que el sector "jugaría el mismo partido" en un terreno en el que algunas cajas destinan una parte del dinero público que reciben para reestructurarse en estrategias que generen pérdidas.

Así puso como ejemplo que alguna entidad ofrece un interés del 4,75% en sus depósitos tras recibir dinero público, ante lo que recomendó "que cada palo aguante su vela".

Fuera de España y sobre las negociaciones del BBVA para una posible entrada en el capital del banco turco Turkiye Garanti Bankasi, Cano insistió en que como en cualquier inversión, tiene que ofrecer una rentabilidad superior al coste de capital, marcar un "claro camino" para el control de la entidad y no perjudicar al accionista.

También dirigido a ellos, Cano aseguró que en el trimestre anterior ya se vio el "suelo" en el dividendo pagado y ahora el foco es mantener la retribución al accionista próxima a 0,42 euros por título. No obstante, no dio una previsión para el futuro.