Publicado: 05.11.2014 14:07 |Actualizado: 05.11.2014 14:07

EL BBVA cree que España está abocada a tener un paro estructural del 18%

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El BBVA cree que la recuperación económica en España continúa pese al estancamiento europeo y que en 2015 el PIB español crecerá un 2%. Esa es la visión tan optimista que ofrece el informe Situación España referido al cuarto trimestre y elaborado por BBVA Resarch, el servicio de estudios del banco. Sin embargo, entre tanto optimismo emerge un dato inquietante: la entidad cree que España tendrá un paro estructural del 18%; que la "situación normal" del empleo en España durante los próximos años sea que una quinta parte de los trabajadores esté sin trabajo.

El economista jefe del Grupo BBVA, Jorge Sicilia, y el economista jefe de economías desarrolladas, Rafael Doménech, presentaron este jueves el informe en un acto en el que ambos apostaron por seguir con las llamadas "reformas" para mejorar la capacidad estructural de la economía española. Pero poco margen de mejora hay si el paro estructural se queda en el 18%, el triple que en Alemania o Estados Unidos.

Sicilia y Doménech calcula que a final de 2015 la tasa de paro estará en el 22,5%, para converger a una "situación normal" con una tasa de paro estructural entre un 17% ó un 18%, tres veces superior a la que presenta Estados Unidos y Alemania.

Pese a este desalentador dato, tanto Sicilia como Doménech prevén la creación de "algo más" de 331.000 empleos el próximo año, aunque aseguran que "si se hubieran puesto en marcha las reformas del mercado laboral con cierta antelación, tendríamos un millón de empleos más".

En concreto, los dos economistas han ido más lejos y han precisado que lo que marcará la diferencia dentro de 10 años no es que Europa crezca en un trimestre o en el año 2015 "sino las políticas que España haya llevado a cabo para afrontar esos retos estructurales".

En relación a la corrupción y su influencia en el curso de la economía española, Sicilia ha admitido que estas conductas son "un lastre económico y social para las previsiones de crecimiento" y ha afirmado que con ellas se produce un "desperdicio de recursos".

En este sentido, ha recordado que todos los indicadores señalan que mejoras en los índices de corrupción y en el entorno institucional "generan aumentos de crecimiento a largo plazo".

No obstante, el principal mensaje que han querido lanzar ambos economistas es que es "totalmente previsible" alcanzar un repunte de la economía del 2% en 2015, tres décimas menos que la anterior previsión, pero significativamente por encima de la zona euro.

"La  corrupción es un lastre  económico y social para las previsiones de crecimiento"

También han comentado que las previsiones de crecimiento para el cuarto trimestre son del 0,5% y del 1,3 % en el conjunto de 2014, es decir, en línea con los porcentajes que maneja el Gobierno.

Con estas previsiones, han dicho, se produce un "desacoplamiento" de la situación de España respecto a Europa.

Además se han referido a la política fiscal española y han asegurado que aportará unas décimas adicionales al crecimiento económico.

Han precisado que la reforma fiscal permitirá una rebaja del tipo medio hasta el 17,4, continuará en el 2016 y podría añadir 3 décimas adicionales de crecimiento al PIB, "gracias a una mayor demanda interna y aumento de las rentas por parte de los contribuyentes".

Además, han anticipado un avance en el sector inmobiliario pero "no será la causa de la recuperación de la economía española si no más bien la consecuencia de la misma".

Finalmente han insistido en que el principal reto es bajar la tasa de desempleo y hacerlo sin aumentar el déficit exterior.


http://www.quoners.es/debate/estarias-de-acuerdo-en-que-todas-las-administraciones-no-pudieran-endeudarse-limitandose-a-gastar-su-presupuesto