Público
Público

El BBVA dice que la actual prima de riesgo española limita el crecimiento

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente del BBVA, Francisco González, dijo hoy que la actual prima de riesgo española, que se situaba esta mañana en los 260 puntos básicos, "limita el crecimiento y bloquea la creación de empleo".

Además, advirtió de que la reestructuración del sistema financiero debe finalizar "rápidamente su proceso de saneamiento", se debe "identificar las entidades débiles, intervenirlas y subastarlas en condiciones de mercado, asegurando la entrada de gestión y capital privados solventes".

El presidente del BBVA se expresó así durante la inauguración del curso "El nuevo sistema financiero, las nuevas infraestructuras y el nuevo mercado laboral", en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), organizado por la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE), en la que añadió que la prima de riesgo española no puede situarse más allá de los 130 puntos básicos.

Y para reducirla, manifestó, además de acelerar la reestructuración del sistema financiero español, se debe completar de forma "urgente" otras reformas en materia de disciplina fiscal o la referente a la reforma del mercado laboral.

"Aunque España no es Grecia ni Portugal ni Irlanda" y ha emprendido algunas reformas que han permitido diferenciarse de estas economías a los ojos de los mercados financieros, "no es suficiente, ya que para nuestros acreedores, España sigue siendo motivo de preocupación, por eso la prima de riesgo sigue en niveles tan elevados, "algo con lo que no podemos conformarnos", aclaró.

En este sentido, señaló que cada cien puntos básicos más en la prima de riesgo, supone para España un coste extra de 12.400 millones de euros anuales, una cantidad que equivale un 1,2 % de PIB.

En cuanto al compromiso del déficit fiscal, el presidente del BBVA señaló que "es fundamental exponer con transparencia la situación de todas las administraciones municipales y autonómicas.

Para el presidente del BBVA, en los últimos quince años, la economía española ha generado riqueza y bienestar para toda la sociedad, pero recordó que en este periodo también se generaron desequilibrios importantes, en especial un elevado déficit y un alto endeudamiento externo.

En este sentido, matizó que entonces, España no supo aprovechar el momento para hacer las reformas que eran necesarias para defender la competitividad y limitar los inconvenientes de no poder gestionar ya los tipos de interés y el tipo de cambio.

"La llegada de la crisis puso de manifiesto los riesgo del crecimiento rápido, guiado por objetivos de corto plazo y facilitados por el endeudamiento", manifestó.

Por último, el presidente del BBVA reconoció que "llevamos mucho retraso y hay que pisar el acelerador", ya que según consideró en España "aún hay muchas más cosas por hacer".