Público
Público

El BBVA logra la adjudicación del Guaranty Financial Group, de Texas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Corporación Federal de Seguro de Depósitos de EE.UU. autorizó ayer la compra, por parte del Banco Bilbao Vizcaya Argentaria, de los activos del Guaranty Financial Group, una entidad de Texas con serios problemas financieros.

Con esta compra, la entidad presidida por Francisco González acomete su sexta adquisición en EE.UU., donde desde 2004 ha comprado el Valley Bank, el Laredo National Bank, el Texas National Bank, el State National Bank y el Compass, que absorbió a los demás.

En un comunicado difundido ayer, la Corporación Federal de Seguro de Depósitos (FDIC, en inglés), informa del cierre del Guaranty Bank y la venta de sus depósitos al BBVA Compass, la entidad estadounidense a través de la cual se realizará la operación.

Guaranty Bank cuenta en la actualidad con 103 sucursales en Texas y 59 en California, dos estados con fuerte presencia hispana, uno de los segmentos de población a los que se dirige el BBVA

A partir de mañana, según informa el FDIC, estas oficinas abrirán sus puertas como sucursales de BBVA Compass y sus clientes pasarán a ser automáticamente depositantes de dicha entidad.

Según los balances del 30 de junio de 2009, Guaranty Bank tenía unos 13.000 millones de dólares en activos y unos 12.000 millones de dólares en depósitos de clientes.

Además de adquirir todos los depósitos de la entidad tejana, BBVA Compass ha acordado comprar activos del banco por importe de 12.000 millones de dólares.

Según el acuerdo al que han llegado, la FDIC y el BBVA Compass cubrirán de manera compartida unas perdidas de 11.000 millones de dólares del Guaranty.

BBVA Compass comprará todos los depósitos de Guaranty Bank, excepto unos 344 millones de dólares en depósitos de los intermediarios financieros.

La FDIC calcula que la transacción le costará 3.000 millones de dólares, pese a lo cual considera que ha sido la solución "menos costosa", comparada con otras alternativas.

Guaranty Bank es la entidad número 81 que ha cerrado en el país este año, y la segunda en el estado de Texas.

Con esta adquisición, el grupo español BBVA logrará incrementar en un 22,5 por ciento su tamaño en Estados Unidos.

Según los datos recabados por Efe, su franquicia en el país norteamericano, construida en torno a Compass, contaba al cierre de 2008 con activos por valor de 62.300 millones de dólares.

Si se tiene en cuenta la clasificación de los bancos tejanos del Texas Department of Banking, la adjudicación del Guaranty permitirá al BBVA alzarse al cuarto puesto en ese estado, desplazando a Wells Fargo.

Además, le permitirá introducirse de forma importante en California y Texas, con 162 sucursales que se sumarían a las 583 oficinas de Compass repartidas por Texas, Alabama, Florida, Arizona, Colorado y Nuevo México.

Guaranty Financial Group es una entidad con serios problemas financieros, y de hecho no ha presentado sus resultados definitivos de 2008.

No obstante, el pasado junio informó al supervisor bursátil estadounidense, la Securities Exchange Commission (SEC), que esperaba que las pérdidas estimadas inicialmente en 444 millones de dólares se elevaran a 2.200 millones de dólares.

Ese espectacular incremento negativo, que contrasta con los 78 millones de dólares que ganó en 2007, se explicaría por la pérdida de valor de sus activos en 1.400 millones de dólares, debido a las minusvalías que arrastra la cartera de deuda hipotecaria (activos tóxicos).

Precisamente, esas pérdidas habrían hundido el valor de los activos de Guaranty desde los 15.391 millones de dólares cuantificados en septiembre de 2008, la última vez que la entidad comunicó oficialmente sus resultados.

Después de la adquisición del Sovereign por parte del Santander en octubre de 2005, BBVA acomete la segunda gran compra de una entidad financiera, también en suelo estadounidense.

Desde que hace dos años estalló la crisis financiera, otros bancos y cajas españolas han apostado por realizar adquisiciones en EE.UU., aunque de menor tamaño, como es el caso del Mellon Bank de Florida, que el Banc Sabadell anunció el pasado julio que compraría por 142 millones de dólares.

En abril de 2008, la segunda caja española, Caja Madrid, adquirió el 83% de City National Bank por 930 millones de dólares.