Público
Público

BBVA muestra la riqueza y diversidad del arte latinoamericano con 80 "joyas"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Madrid, 20 sep (EFE).- El Palacio del Marqués de Salamanca de Madrid, sede del BBVA, acoge desde hoy una selección de ochenta "joyas" de arte latinoamericano que ofrecen un recorrido histórico por las manifestaciones artísticas de América Latina y que abarcan desde el arte precolombino hasta las tendencias vanguardistas del siglo XX.

Pinturas como el óleo "Mujer sentada" de Diego Rivera, esculturas en mármol como la de Lika Mutal o vasijas representativas de la cultura Moche o Nazca se funden en un mismo espacio para mostrar las tendencias artísticas que se han sucedido a lo largo de la historia en el sur y centro del continente americano, especialmente en los siglos XVII y XX.

El BBVA conmemora su 150 aniversario con esta exposición, que engloba las obras más importantes de los distintos bancos que integran esta empresa en América Latina, dónde tiene más de la mitad de sus clientes.

La muestra se podrá contemplar en Madrid hasta el próximo 9 de diciembre, y el próximo sábado abrirá sus puertas por la noche dentro del programa cultural "La noche en blanco".

El recorrido comienza con los testimonios artísticos de las primeras fases de ocupación humana en los Andes, dónde la cerámica se erige en estandarte de esta época a través de vasijas o figuras de las culturas Moche o Inca, mientras que el periodo precolombino aporta numerosos ejemplos de riqueza cromática a través de los "Keros" o vasos de madera.

Andrés Ciudad, catedrático de Arqueología de la Universidad Complutense de Madrid, explicó que a pesar de que determinadas piezas se trataron de erradicar porque formaban parte del mundo de la elite, algunas como los "keros" sobrevivieron.

De la etapa de los virreinatos de Hispanoamérica, Luis Eduardo Wuffarden, historiador de arte peruano, destacó la pintura virreinal andina, en la que la temática religiosa de las escuelas de Cuzco y Lima está muy presente, con profusión de sobredorados.

El óleo anónimo "El señor de los temblores", que retrata uno de los cristos más antiguos y venerados de los Andes, otro de "La Inmaculada Concepción" o dos álbumes de acuarelas -de carácter costumbrista y naturalista, respectivamente- resumen bien la expresión artística de Latinoamérica en esta época.

La exposición permite un recorrido estructurado por las distintas manifestaciones del arte en el siglo XIX, dónde el paso de los postulados de la Ilustración a los del Romanticismo ofreció una imagen estereotipada de América en la que abundaban los paisajes idílicos, según puso de manifiesto Rodrigo Gutiérrez, profesor de Historia del Arte de Granada.

De esta etapa destacan José Gil de Castro o Martín Tovar, retratistas de grandes próceres de la independencia como Simón Bolívar, así como la escuela paisajista de Chile, fundada por Antonio Smith y de la que salieron obras como su "Paisaje de cordillera".

El último periodo de la exposición se ciñe al Arte del siglo XX, cuyo comisario, Guillermo de Osma, galerista, consideró que la obra más cara de todas las expuestas es el "Retrato de mujer" de Diego Rivera, precisó que la colección mexicana es "particularmente fuerte", y señaló que para la selección de las piezas "partimos de lo que existe".

Así, indicó que sólo se incluye un cuadro de Fernando Botero, "Hombres y caballos", porque "es el único que teníamos", aunque destacó la importancia del mismo como precursor de su obra posterior.