Publicado: 29.10.2014 08:07 |Actualizado: 29.10.2014 08:07

El BBVA obtuvo beneficios de 1.929 millones hasta septiembre

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

BBVA anunció el miércoles un descenso del 37,3% en su beneficio neto a septiembre lastrado por la ausencia de extraordinarios en unos resultados que mostraron una gradual estabilización de los márgenes financieros y confirmaron la gradual recuperación del negocio en España. En los nueve primeros nueve meses, el beneficio neto se situó en los 1.929 millones frente a estimaciones de analistas de 1.999 millones de euros.

Sin tener en cuenta las operaciones corporativas, el beneficio a septiembre después de impuestos subió un 43,2% a 2.277 millones de euros. Por su parte, en el tercer trimestre el beneficio se multiplicó por tres veces a 601 millones de euros, frente a los 670,5 millones pronosticados por los analistas, en parte debido a la reducción de las pérdidas por deterioro de activos. En el tercer trimestre de 2014 se dotaron 386 millones de euros, muy en línea con el trimestre previo, por lo que la cifra acumulada en el período alcanza los 1.245 millones, con un descenso interanual del 42,4%, destacó el banco.

Por su parte, el margen de intereses del grupo se elevó a septiembre un 0,1% a 10.868 millones de euros, frente a previsiones de 10.756 millones. No obstante, en el actual entorno de descensos del coste del pasivo, el margen de intereses del tercer trimestre ya recogió una recuperación y subió un 7,8% a 3.830 millones, frente a previsiones de 3.718 millones de euros, convirtiéndose en el margen financiero más elevado desde 2012. En la rueda de prensa posterior, el director financiero del grupo, Jaime Sáenz de Tejada, pronosticó un comportamiento plano de la evolución del margen de intereses en España en 2014.

Por áreas geográficas, el beneficio de la actividad bancaria en España subió un 70,2% a 836 millones de euros a septiembre, aunque todavía con un descenso del margen de intereses del 2,9% y una caída del crédito a la clientela neto del 7%. A pesar de que la actividad inmobiliaria doméstica perdió 598 millones a septiembre, el saldo positivo en resultados fue superior a los 230 millones de euros en España. De hecho, el consejero delegado de la entidad, Ángel Cano, dijo en la rueda de prensa posterior que esperaba que en los próximos dos o tres años la actividad inmobiliaria dejara de pesar negativamente y España empezara aportar cada vez más al grupo después de haberse incrementado la aportación a beneficios en unos 600 millones de euros a septiembre. Por su parte, en México, su principal mercado, el beneficio se elevó un 4,8% a 1.349 millones de euros.

Cano, además, anunció que como parte de la transformación digital de la entidad estima un impacto negativo en los resultados del cuarto trimestre de entre 270 millones y 290 millones de euros. Angel Cano también señaló que a partir de 2015 el total de ahorros por la remodelación digital de la entidad sería de entre 160 millones y 180 millones de euros.

En un entorno marcado además por el leve descenso de la mora, tal como demostraron Bankia y Caixabank en sus resultados a septiembre, en gran parte debido sobre todo a la caída del crédito, BBVA logró situar su tasa de impagos en el 6,1 por ciento a septiembre desde el 6,4 por ciento de junio gracias al retroceso de la cartera dudosa. BBVA logró esta reducción de la morosidad a nivel de grupo en un entorno de leve recuperación de la evolución crediticia, que ya recogió una subida del 1,1 por ciento a septiembre. Por su parte, la tasa de mora en España se redujo al 6,2 por ciento desde el 6,3 por ciento.

BBVA es la primera entidad doméstica en anunciar sus resultados después de las pruebas de estrés publicadas el domingo que el sector financiero español aprobó sin apuros tras las inyecciones de capital del pasado. A cierre de septiembre, la entidad cerró con un core capital en términos de Basilea III con su aplicación gradual del 11,7%, frente al 11,58% de junio. Este fue el ratio de referencia para el examen a la banca en Europa. En términos de core capital fully load o totalmente anticipado de Basilea III, la entidad concluyó los nueve primeros meses con un ratio de solvencia del 10,1%, frente al 10% de junio.

Tras el ajuste por la revisión de calidad de los activos (AQR) de los exámenes a la banca, BBVA terminó el ejercicio 2013 con un ratio de capital del 10,54%, del 10,24% en el escenario base y del 8,97% en el adverso. Además, la segunda entidad español sufrió unos ajustes en su cartera crediticia tras el análisis de su balance de 965 millones, de los que 472 millones correspondieron al negocio inmobiliario residencial y 493 millones a empresas. En todo caso, la entidad mostró un exceso de capital tras el AQR y el escenario adverso de 13.223 millones de euros.

El director financiero de BBVA , Jaime Sáenz de Tejada, reconoció el miércoles que la entidad podría realizar más emisiones de instrumentos de capital para reforzar sus niveles de solvencia. "Continuaremos realizando emisiones de capital adicional Tier-2 y aunque respecto a instrumentos de Tier-1 (capital de máxima categoría) nos sentimos cómodos, probablemente realicemos también más emisiones, probablemente a comienzos de 2015", dijo en una conferencia con analistas.

Para Cano los resultados de las pruebas de estrés no contribuirían a desatar una nueva ronda de concentración, al menos en los próximos dos años en España o Europa, en el actual entorno en que el sector tiene que estar muy centrado en mejorar sus ratios de rentabilidad. Respecto a la política de dividendos, los directivos manifestaron que su objetivo sería volver gradualmente a pagar su dividendo en efectivo en los próximos dos años.

Respecto la próxima subasta de financiación a largo plazo que el Banco Central Europeo celebra en diciembre y que tiene por objetivo reactivar el crédito, los directivos manifestaron que la entidad tenía previsto agotar su capacidad máxima de préstamos. Esto supondría pedir 3.000 millones de euros después de los 2.600 millones de euros solicitados en septiembre pasado.

EUROPA PRESS. Madrid

El director financiero de BBVA, Jaime Sáenz de Tejada, ha garantizado que la entidad cuenta con garantías contractuales que le "aíslan" de las operaciones supuestamente irregulares detectadas por el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) en Catalunya Banc (CX), entidad que BBVA se adjudicó a finales de junio por 1.187 millones de euros. "Está totalmente provisionado.(Los problemas preexistentes en CX) no van a afectar a BBVA", ha sentenciado Sáenz de Tejada en la rueda de prensa correspondiente a los resultados del tercer trimestre del año. El consejero delegado de BBVA, Ángel Cano, ha afirmado por su parte que los activos de CX en balance están "perfectamente cubiertos", y ha dejado claro que la denuncia de operaciones irregulares en la caja catalana "es responsabilidad del FROB".

Por otro lado, el consejero delegado de BBVA ha descartado que el proceso soberanista en Catalunya afecte a la operativa diaria del negocio en las oficinas de la entidad en la región, incluidas las absorbidas de Catalunya Banc (CX). "La operativa diaria del negocio en nuestras oficinas está siendo de absoluta normalidad", ha garantizado Cano en la presentación de los resultados correspondientes a los nueve primeros meses del año, cuando BBVA ganó un 37% menos por la ausencia de plusvalías. De hecho, el consejero delegado de BBVA ha afirmado que una "parte significativa" de clientes que CX había perdido tras ser rescatada por el FROB "están volviendo" tras adjudicársela el 'banco azul, al tiempo que ha puesto en valor la marca de la antigua caja catalana. Cano ha abogado por el "entendimiento" al ser preguntado por la gestión del Gobierno ante el proceso soberanista.


http://www.quoners.es/q/encuesta-economica