Público
Público

El BBVA prevé un probable decrecimiento en el cuarto trimestre

El último informe urge al nuevo Gobierno que salga tras el 20-N a elaborar una agenda urgente con nuevas medidas de estímulo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La economía española está 'estancada' y si no se toman medidas 'se consolidará un crecimiento negativo' en el cuarto trimestre del año y si no se hace nada al respecto el próximo año se producirán 'oscilaciones' entre ligeros crecimientos positivos y variaciones 'más complicadas', con riesgo de recesión.

Así ve la evolución de la economía española el BBVA, que este martes ha hecho público su informe sobre la situación española y que ha presentado el director del Servicio de Estudios de BBVA, Jorge Sicilia. 

La entidad ha constatado así un 'debilitamiento del crecimiento' desde el mes de octubre, aunque el informe sostiene que la economía española crecerá un 0,8% en 2011 y un 1% en 2012, cifras, eso sí, inferiores al 1,3% y el 2,3%, respectivamente, que pronostica el Gobierno.

Según el informe Situación España del BBVA Research, la tasa de desempleo rozará el 21,5 % en 2011 y subirá al 22,1 % en 2012.

Asimismo, alerta de que cada vez hay menos tiempo para implementar correctamente las políticas aprobadas en las últimas cumbres europeas y para alcanzar los objetivos de ajuste en España y asegura que, tras el estancamiento de la economía en el tercer trimestre, el PIB podría decrecer en el cuarto.

En este sentido, el informe añade que las próximas medidas económicas 'son cruciales' para apuntalar la recuperación, ya que la crisis de deuda soberana en Europa se ha agravado con motivo de los temores sobre la salud del sistema financiero.

Así, el BBVA Research indica que el aumento de la prima de riesgo y las expectativas de una reducción más lenta hacia niveles consistentes restará crecimiento a la economía española en 2012, aunque puntualiza que no será un año sumamente desfavorable.

El cuadro macroeconómico que presenta este observatorio prevé que la deuda de España alcance el 65,1 % del PIB en 2011 y el 67,6 % el próximo año.

La deuda puede llegar al 67% del PIB el año que viene El economista jefe del BBVA, Jorge Sicilia, ha explicado que para evitar una nueva recesión también es imprescindible que España cumpla rigurosamente con sus compromisos fiscales y avance en la reestructuración del sistema financiero.

Cree que las reformas puestas en marcha hasta ahora no han sido suficientes y pide al nuevo Gobierno elegido el 20 de noviembre que elabore 'con urgencia' una agenda ambiciosa de nuevas medidas centradas, sobre todo, en el cumplimiento de reducir el gasto, según la nueva regla fiscal adoptada en la Constitución.

Al respecto, propone incentivos que promuevan el cumplimiento de los objetivos de déficit de todos los niveles de las administraciones públicas.

Además, el BBVA Research prevé que no se cumpla el objetivo del 6 % del PIB marcado para este año, y sitúa su pronóstico en el 6,5 %, aunque sí ve factible alcanzar el 4,4 % de déficit del PIB en el 2012, tal como marca el Ejecutivo.

El informe aboga por una reforma que 'elimine barreras' en el mercado laboral  Este servicio de estudios aboga por que el nuevo Ejecutivo culmine el proceso de reforma del sistema financiero y se reduzca el nivel de endeudamiento de las entidades financieras de forma ordenada.

Sobre el mercado laboral, indica la necesidad de eliminar las barreras que impiden una reasignación del empleo. Desde el BBVA se ha apostado por adoptar una reforma 'ambiciosa' de la negociación colectiva, acompañada de otras como una reducción de los costes de creación de una empresa o facilitar el crecimiento de las pymes.

Además, el BBVA ha instado a un ajuste de las necesidades de la financiación con un desapalancamiento 'ordenado' y una mejora de la competitividad. En materia financiera, ha apostado por sanear balances con un valoración 'rigurosa y prudente' de los activos y por intervenir entidades que no alcancen el nivel de capital requerido.

Por último, Sicilia ha indicado que la crisis a nivel internacional 'ya es sistémica' y que es preciso reducir las tensiones financieras. En este sentido, pidió una respuesta rápida a la crisis griega y establecer un 'cortafuegos' a la deuda soberana de los países periféricos. En cualquier caso, avanzó que la recuperación de la economía mundial 'será lenta y débil', aunque confió en que la evolución sea más favorable en 2012.