Público
Público

BCBGMax Azria abre la pasarela de Nueva York con un retorno al "hippie cool"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

BCBGMax Azria abrió hoy la semana de la moda de Nueva York con un retorno al "hippie cool" en sus propuestas para el próximo invierno, que dibujan a una mujer delicada, ultradelgada y envuelta en semitransparencias.

"Es una mujer muy fresca, más hippie", dijo hoy a Efe el diseñador francés, que además de su colección en la marca BCBG presentará en los próximos días sus propuestas para Max Azria y Hervé Léger, por la que ha sido designado "Diseñador del otoño de 2011".

Azria, fiel a los diseños lineales y de cortes geométricos, se inclinó en esta ocasión por alargar las faldas hasta por debajo de la rodilla y a veces hasta media pierna, con tejidos vaporosos, en su mayoría sedas y crêpés para dar fluidez a las prendas.

En la próxima colección invernal de BCBG "hay mucho más color que otras veces: con mucho rojo, azules eléctricos o marrones muy, muy claros. Hay mucho coraje en los colores. Es una colección muy potente", explicó a Efe el diseñador europeo.

Destacó, además, ese nuevo largo en sus diseños, en su mayoría maxivestidos y dos piezas de falda y blusas, a veces superpuestas, y con pocos pero amplios pantalones, que se llevan todos ellos con un "bodysuit" o mallas blancas, con puños negros.

"Las prendas son muy largas. De ahí que hable de lo hippie cool", dijo Azria, que también consideró que "las prendas largas son muy fáciles y muy difíciles de llevar al mismo tiempo. Se necesita actitud para llevarlas".

Tras la apertura por Max Azria de la pasarela neoyorquina, un espectáculo en el que más de un centenar de diseñadores presentarán hasta el 17 de febrero sus próximas colecciones invernales, le llegó el turno al estadounidense Richard Chai.

Sus propuestas en lanas y sedas y con los grises en sus más diversas tonalidades, desde el marengo al tabaco o a los tonos más fríos, combinados con el clásico negro, y en ocasiones con tonalidades doradas, presentaron una mujer delicada y que decididamente alargará su falda en el próximo otoño-invierno.

Al margen de los desfiles de la oficial Mercedes-Benz Fashion Week (IMG), que tienen lugar en el parque Damrosch, en el que se ubica el Lincoln Center, y por donde los próximos días se pasearán las propuestas de Carolina Herrera, Calvin Klein, Custo Barcelona o Ralph Lauren, otros diseñadores presentan sus marcas.

Es el caso de la española Anjara García, que el año pasado debutó en la pasarela Cibeles de Madrid y que por primera vez desembarca en Nueva York, con la intención de irse haciendo un nombre en la moda estadounidense.

"En general tengo un estilo muy marcado. Es una mujer con fuerza y personalidad, pero muy orgánica y cómoda, que no quiere llamar mucho la atención pero tampoco pasar desapercibida", explicó a Efe la sevillana, que ha optado por las tonalidades de los bosques mediterráneos, con verdes y marrones profundos y luminosos.

Entre los tejidos, Anjara se ha decantado principalmente por los puntos porque "permiten manipularlos bien, darles una imagen orgánica y fluída", evitando la estructuración que proporcionan los tejidos más planos.

Respecto a su futuro en el mercado estadounidense, uno de los más importantes del mundo, la diseñadora española indicó que lleva ya un año introduciendo su marca en Nueva York, "la capital mundial de la moda".

"Es un mercado que tiene muchísimas posibilidades en cualquier estilo", pero que también es "complicado" pues exige permanencia y "bases empresariales de estructura muy fuertes con agentes comerciales, porque, si no, de nada sirve ni un desfile ni un artículo en prensa", agregó.

Otro diseñador español que ha decidido dar el salto y ubicar sus propuestas en el mercado estadounidense es el veterano Jesús del Pozo, que con 35 años en la moda española, desembarca ahora en Nueva York de la mano de la firma O-division.

Su presidenta, Olga Fontanillas, señaló que su objetivo es "vender Jesús del Pozo en grandes almacenes (de alta gama) como Saks, Neiman Marcus o Bergdorf Goodman, donde pueda entrar desde la cadena de prêt-à-porter hasta la de "couture". Creemos que tiene mucho potencial en Estados Unidos"

Del Pozo, que ya es conocido en la moda estadounidense a través de sus diseños para novias, presentó en esta ocasión una línea de alta costura, con sus características líneas sobrias y austeras, inspiradas en lo barroco y muy sensuales, en las que además del negro, predominan los azules y los morados.