Público
Público

El BCE anuncia que comprará deuda española si Rajoy pide el rescate

Mario Draghi dice que la compra de bonos de deuda será "ilimitada" pero se hará "bajo estrictas condiciones". La prima de riesgo baja 47 puntos básicos en un sólo día y cierra en 447

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Esta vez SuperMario no decepcionó. El presidente del Banco Central Europeo (BCE) cumplió con lo previsto y en una concurrida rueda de prensa anunció que la entidad comprará 'sin límites' deuda soberana de los países europeos en apuros, entre ellos España, quizás el más acuciado de todos.

La compra de deuda se hará a través de un programa de compra 'sin límites' de bonos con vencimientos a uno y tres años. Pero la intervención del BCE para aliviar la presión sobre la prima de riesgo de España e Italia no saldrá gratis: Draghi dijo que la compra de deuda se hará bajo 'una estricta condicionalidad'.

Entre esas condiciones una destaca sobre las demás: España tendrá que pedir el rescate. Draghi dijo que la entidad monetaria condiciona la compra de deuda soberana a los programas de ajuste macroeconómico completo o uno precautorio (o parcial) de los fondos de rescate temporal y permanente. Es decir, los Gobiernos afectados tendrán que activar los mecanismos de estabilidad de la eurozona —los fondos de rescate— con el fin de garantizar la 'irreversibilidad del euro' y la correcta transmisión de la política monetaria a todos los países de la eurozona. 'Está en manos del Gobierno español solicitar ayuda', concluyó Draghi.

La medida ya ha tenido un efecto claro e inmediato: la prima de riesgo ha caído 47 puntos básicos en un sólo día. Abrió este jueves en 493 puntos y cerrró la sesión en 446. Con contención, el diferencial con el bono alemán inició su senda bajista desde primeras horas de la mañana. Pero la rueda de prensa de Dragghi acentuó la caída. En el intervalo que duró su intervención, la prima se redujo en doce puntos: pasó de 463 a 451 puntos básicos. A las 17:20 horas de la tarde bajaba un poco más y se situaba en 447 puntos básicos y volvía a niveles de mayo. 

Draghi precisó que el BCE renuncia a su condición acreedor preferente. La liquidez creada por estas transacciones monetarias directas sufrirá una esterilización: se retirará una cantidad de liquidez equivalente a la compra de bonos. 

Draghi: 'Está en manos del Gobierno español solicitar ayuda'

La decisión fue presentada por el presidente del BCE como un cortafuegos efectivo contra 'escenarios potencialmente peligrosos'. En un lenguaje un tanto farragoso, dijo: 'El BCE permitirá transacciones monetarias directas en los mercados secundarios de deuda soberana'.

Con esta decisión, el BCE pretende, según su presidente, salvaguardar la política monetaria de la eurozona y hacer frente al 'infundado' miedo de los inversores sobre la supervivencia del euro. 'El euro es irreversible', afirmó Draghi en tono solemne. También quiso dejar claro que ha actuado 'estrictamente dentro de su mandato' y terminó informando de que el volumen de las operaciones de compra de deuda se publicará de forma mensual.

Mariano Rajoy pareció no darse por enterado: durante su comparecencia en La Moncloa junto a la canciller alemana, Angela Merkel, no hizo ninguna referencia a ese rescate y volvió a repetir que no entra en sus planes tocar las pensiones. 

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, había asegurado en varias ocasiones que, sólo una vez que el BCE revelaraa sus planes, se plantearía la opción de solicitar ayuda al fondo comunitario de rescate para la compra de deuda soberana.

También anunción que se mantien estables los tipos de interés del euro en el mínimo histórico del 0,75%, según anunció la institución.

De este modo, el instituto emisor de la eurozona se resiste a relajar aún más su política monetaria para estimular la recuperación de actividad económica, después de que la tasa interanual de inflación de la zona euro experimentara en agosto una subida de dos décimas respecto al mes anterior al alcanzar el 2,6%.

No obstante, muchos analistas confían en que el presidente del BCE, Mario Draghi, aporte más detalles durante la rueda de prensa que dará comienzo a las 14.30 horas sobre los planes de la institución para intervenir en los mercados de deuda soberana.

El producto interior bruto (PIB) de la zona euro registró en el segundo trimestre de 2012 una contracción de dos décimas respecto a los tres primeros meses del año, cuando se había estancado, dejando al bloque del euro al borde de la recesión, en la que ya se encuentran cinco países de la eurozona (España, Grecia, Italia, Chipre y Portugal).