Publicado: 07.08.2014 15:47 |Actualizado: 07.08.2014 15:47

El BCE avisa que la recuperación se debilita y que está preparado para comprar deuda

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Banco Central Europeo (BCE) ha reiterado su compromiso de tomar medidas más agresivas para hacer frente a la baja inflación y al debilitamiento del PIB en la eurozona. El presidente de la entidad, el italiano Mario Draghi, señaló tras la reunión mensual del consejo de gobierno de la autoridad monetaria que el banco trabaja en el programa de compra de bonos de titulización de activos, anunciado en junio, pese a que algunos analistas consideran que no se va a llevar a cabo. Algunos organismos internacionales, como elFMI, vienen reclamando al BCE un amplio programa de compra de deuda soberana .

"El consejo de gobierno (del BCE) es unánime en su compromiso de usar instrumentos no convencionales en el marco de su mandato en caso de ser necesario para afrontar riesgos de un periodo demasiado prolongado de inflación baja", sostuvo, señaló el banquero italiano. La inflación de la zona euro se desaceleró el mes pasado a apenas un 0,4%, su menor nivel desde el punto álgido de la crisis financiera en el 2009 y una lectura muy por debajo de la meta del BCE cercana al 2%.

Draghí, además, advirtió de que los riesgos que rodean al panorama económico del área del euro aún persisten, en particular debido a los crecientes factores geopolíticos y los acontecimientos en los mercados de las economías emergentes, indicó. "No hay duda de que si se observa el mundo hoy en día los riesgos geopolíticos han aumentado, ahí están las crisis de Rusia y Ucrania, Libia, Irak, Gaza...", indicó Draghi, quien admitió que algunos de estos riesgos, "como la crisis Rusia-Ucrania afectarán más a la UE", a través de efectos en los precios de la energía y la demanda de productos de la zona del euro".

Otro de los riesgos para el crecimiento son las reformas estructurales insuficientes en los países de la zona del euro, así como una demanda interna más débil de lo esperado. Draghi dijo que el BCE espera una gran demanda de los próximos préstamos a cuatro años condicionados a que los bancos den créditos a las empresas y los hogares.

Datos publicados esta semana mostraron que Italia, la tercera mayor economía de la zona euro, cayó nuevamente en una recesión, mientras que el Bundesbank, el banco central alemán, indicó que el motor económico del bloque, Alemania, se estancó en el segundo trimestre.

En este contexto, el BCE mantendrá los tipos de interés en niveles bajos, según su presidente. El consejo de gobierno de la entidad ha acordado este jueves dejar su principal tipo de interés sin cambios en un mínimo récord de 0,15 por ciento, tal como se esperaba.