Público
Público

El BCE baja los tipos de interés en un cuarto de punto

La rebaja llega hasta el 0,5%, el mínimo histórico y Mario Draghi asegura la economía de la zona del euro se recuperará de forma gradual en la segunda mitad del año

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Banco Central Europeo (BCE) bajó hoy los tipos de interés en la zona del euro en un cuarto de punto, hasta el mínimo histórico del 0,5 %, para impulsar el crecimiento económico. El BCE informó de que el consejo de gobierno, reunido en Bratislava, también decidió reducir la tasa de interés de la facilidad marginal de crédito, a la que presta el dinero a un día, en medio punto, hasta el 1 %. No obstante, mantuvo la facilidad de depósito, a la que remunera el dinero, en el 0%.

En la rueda de prensa tras la reunión del consejo de gobierno en Bratislava, Mario Draghi dijo que el recorte de medio punto de los tipos de interés impulsará el crecimiento en los próximos meses, de forma que la economía de la zona del euro se recuperará de forma gradual en la segunda mitad del año y consideró que existen riesgos a la baja para el crecimiento. Y estos riesgos 'incluyen la posibilidad de una demanda doméstica y global más baja y una puesta en práctica insuficiente de las reformas estructurales en la zona euro', aseguró.

'Es esencial que los gobierno intensifiquen la implementación de reformas estructurales al nivel nacional, basado en el proceso hecho con la consolidación fiscal y procediendo con la re-capitalización de la banca donde sea necesaria', manifestó el italiano ante la prensa internacional en la capital eslovaca. En cuanto a la inflación en la zona euro, destacó que el índice armonizado de precios fue del 1,2 % en el pasado mes de abril, frente al 1,7 % en marzo. En ese sentido, reconoció que 'las tasas de inflación podrían seguir siendo objeto de cierta volatilidad durante el año'.

La rebaja del precio del dinero, la cuarta desde el ascenso a la presidencia del BCE de Draghi, estaba descontada por el mercado ante el deterioro de la economía y el empleo en la zona euro, mientras la inflación parece bajo control. Días atrás, la canciller alemana Angela Merkel había manifestado que 'en realidad, el BCE seguramente deberá subir algo los tipos de interés'. Frente a esto, Draghi ha defendido y la independencia de la entidad monetaria europea frente a Alemania.

Mientras, los mercados y la mayor parte de los expertos preveía que el BCE bajaría su tasa de interés rectora para facilitar el crédito e impulsar la reactivación económica de la zona del euro. Sin embargo, algunos analistas cuestionan que este recorte del precio del dinero vaya a facilitar el crédito a las pequeñas y medianas empresas (PYMES) de los países periféricos de la zona del euro.

Algunos analistas cuestionan que este recorte del tipo de interés vaya a facilitar el crédito a las PYMES

Existen grandes diferencias en el acceso al crédito de las PYMES de los países de la zona del euro, según muestra una encuesta que el BCE publicó recientemente. El 38 % de las PYMES en Grecia, el 25 % en España, el 24 % en Irlanda y el 21 % en Portugal aseguran que el acceso a la financiación es su mayor problema. Por el contrario, sólo un 8 % de las empresas en Alemania y Austria señalan que el acceso a los créditos es su mayor problema.

Las últimas cifras económicas conocidas indican un debilitamiento de la economía de la zona del euro, que se ha contraído durante cinco trimestres consecutivos. Los tipos de interés son adecuados para los países de la zona del euro que se encuentran en recesión pero son demasiado bajos para Alemania, cuya economía es más fuerte y cuyas empresas no tienen problemas para acceder a los créditos.

Las restricciones a los créditos para las empresas bajaron en abril en Alemania de forma mínima, frente a marzo, pese a la crisis de endeudamiento de la zona del euro, según una encuesta del Instituto de Investigación Económica Ifo. Pese a los nuevos acontecimientos en la crisis de la zona del euro no ha cambiado nada en el entorno favorable de financiación para la economía alemana.

Al mismo tiempo, la Reserva Federal estadounidense (Fed) ha mantenido los tipos de interés cercanos a cero y seguirá con su agresivo programa de estímulo monetario, que reducirá o aumentará dependiendo de la marcha del desempleo y la inflación.