Publicado: 29.02.2012 11:34 |Actualizado: 29.02.2012 11:34

El BCE 'chuta' otro medio billón de euros a 800 bancos europeos

Esta segunda inyección de liquidez, con préstamos a tres años con un interés el 1%, debe ir destinada a que las entidades financieras comiencen a dar créditos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Banco Central Europeo (BCE) ha vuelto a dar un manguerazo de liquidez a la banca privada europea que ha alcanzado los 529.531 millones de euros y del que se han beneficiado 800 bancos de la zona del euro.

El préstamo realizado por la entidad tiene un plazo de tres años, por lo que tendrán que devolver el dinero el 26 de febrero de 2015 con unos intereses en torno al 1%. 

De ese medio billón de euros las entidades españolas podrían haber captado cerca de un 20% del total de la emisión, lo que supondría una cifra de 106.000 millones. En estos momentos, según datos del Banco de España a 31 de enero de 2012, la deuda de la banca española con el BCE asciende a 133.177 millones.

Es la segunda vez que desde que asumió el italiano Mario Draghi la presidencia del Banco Central Europeo se lleva a cabo una inyección de dinero de estas características. 

La primera se realizó el pasado 21 de diciembre y tenía como objetivo que las entidades la utilizaran para comprar deuda pública mucho más cara y así rebajar la presión que se estaba ejerciendo sobre la deuda soberana de los países europeos, sobre todo de los periféricos. En aquella ocasión se intentó evitar que la economía europea entrara en depresión y la entidad prestó a 523 bancos un total de 489.190 millones de euros, en su primera subasta a tres años. 

La rentabilidad media de la deuda soberana española fue en enero del 5,3 % y de la italiana del 6,6 %. Los bancos españoles, por ejemplo, compraron en enero deuda soberana por valor de 23.100 millones de euros, un 11% más que el mes anterior.

Y los bancos italianos compraron en enero deuda soberana por valor de 20.500 millones de euros, un 8 % más que el mes anterior, según cifras del BCE.

Desde la primera operación de refinanciación a tres años, a finales de diciembre, Italia ha cubierto una décima parte de sus necesidades de financiación anuales y España, casi una tercera parte, según Royal Bank of Scotland. 

Esta nueva inyección debería reflejarse en la reactivación del crédito bancarioSin embargo, este segundo chute de capital debe ir destinado a que el dinero llega de una vez por todas a las economías reales. Es decir, para que los bancos reciban la liquidez que llevan solicitando y así poder transformarla en créditos a familias y empresas, estrangulado por la falta de confianza del mercado y así poder empezar a reactivar la actividad económica.

Pero el BCE tampoco quiere abrir la puerta a una tercera inyección tan potente de capital porque los bancos podrían volverse drogodependientes de este sistema. Los bancos están encantados con estas macroinyecciones y el BCE no descarta que parte del dinero que ha aportado hoy al sistema bancario vuelve a destinar a practicar carry trade, es decir la diferencia entre comprar dinero a un bajo préstamo y adquirir con él deuda pública para revenderla a intereses mucho mayores.

Tras conocerse el resultado de esta segunda, y en principio última, subasta de liquidez del BCE, el euro se debilitaba frente al dólar hasta 1,3427 dólares, tras haber llegado a marcar un máximo intradiario de 1,3485 dólares antes de la operación de refinanciación.

Por su parte, en los mercados secundarios de deuda la prima de riesgo de los bonos españoles a diez años se situaba en 316,5 puntos básicos, con un rendimiento del 4,992%, mientras que el diferencial de la deuda italiana bajaba a 345,9 puntos, con un interés del 5,287%.

Media hora después de la subasta el IBEX-35 respondía absolutamente plano, no se registraban ni ganancias ni pérdidas en el selectivo madrileño.