Público
Público

El BCE mejora su previsión para la economía europea

Los tipos de interés siguen en el 1%, pero empieza a retirar ayudas a la banca

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La economía de los 16 países de la zona del euro se recuperará con más rapidez de lo previsto hasta ahora por los expertos del Banco Central Europeo (BCE), que esperan para 2009 una contracción del 4%, en lugar del 4,1% inicial. El eurobanco prevé ahora para 2010 con un crecimiento de hasta el 0,8% en los 16 países de la eurozona, en lugar del 0,2%. La recuperación, además, continuará en 2011. Este análisis viene reforzado por los últimos datos de la oficina estadística europea Eurostat, que confirmó un crecimiento intertrimestral del 0,4% en la eurozona durante el tercer trimestre. Tras la reunión del Consejo de Gobierno en Fráncfort, el presidente de la entidad monetaria, Jean-Claude Trichet, optó por la prudencia y habló de una recuperación 'moderada pero desigual'. El BCE decidió mantener el precio del dinero, situado en el 1%, y Trichet anunció que en 2010 acabarían las subastas extraordinarias de liquidez.

El diagnóstico relativamente positivo del BCE confirmó el fin de la recesión, favorecido en primer término por el tirón de la economía de Alemania, que cumplió una vez más su función de locomotora europea con un crecimiento del 0,7% entre julio y septiembre, gracias a un fuerte repunte de las inversiones y las exportaciones. Cuatro países pequeños registraron en ese periodo un crecimiento aún mayor: Eslovaquia (1,6%), Eslovenia (1%), Austria y Portugal (los dos un 0,9%). Por debajo de la media creció la segunda economía del continente, Francia (un 0,3%), mientras que Grecia y España continúan en una situación preocupante, con una contracción del -0,3% en esos tres meses.

En medio de esta evolución desigual de las economías europeas, el BCE decidió dejar los tipos de interés básicos en el nivel más bajo de sus diez años de historia. Los analistas no esperan una nueva subida hasta mediados del año que viene.

Como complemento, Trichet anunció el comienzo de la retirada de las medidas extraordinarias adoptadas en los últimos dos años para luchar contra la crisis, que garantizaron la liquidez a los bancos de forma casi ilimitada. El Consejo de Gobierno decidió retirar en 2010 su medida más espectacular, los préstamos a 12 meses. 'Ya advertimos de que la tercera operación prevista para el próximo día 16 sería la última', comentó Trichet. La primera de las tres inyecciones de liquidez sumó 440.000 millones de euros, de los que se beneficiaron un millar de entidades.

La retirada de estas subastas sugieren que el BCE confía en la solidez de la recuperación. 'Seguiremos apoyando al sector financiero, pero los bancos comerciales tienen que empezar a hacer su trabajo', advirtió Trichet, en referencia a las dificultades que persisten para obtener un crédito.