Público
Público

El BCE no acepta bonos griegos como aval para la concesión de créditos

Standard and Poor's rebaja la calificación de la deuda helena a corto y largo plazo a "suspensión de pagos selectiva"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La deuda de Grecia acaba de recibir un doble varapalo, que la hunde un poco más en el abismo. Por la noche, la agencia de calificación Standard and Poor's rebajó la deuda griega a corto y largo plazo a 'suspensión de pagos selectiva', después que el Gobierno modificara las reglas que regulan cierta parte de su deuda soberana.

La agencia de rating ha rebajado dos escalones la nota crediticia de la deuda griega a largo plazo, desde CCC hasta CC, lo que sitúa la deuda helena a dos niveles de la suspensión de pagos general. Además, la agencia advierte de nuevas rebajas al situarla la deuda griega en perspectiva negativa.

La deuda griega se queda a un paso del nivel de suspensión de pagosLa deuda a corto plazo quedó en C con perspectiva negativa, o lo que es lo mismo, a un solo paso de la suspensión de pagos, y al borde la bancarrota. Standard and Poor's considera que la enmienda a las condiciones del rescate, introducidas por Atenas, equivale a una anunciada suspensión de pagos. 

Y este martes por la mañana, el Banco Central Europeo (BCE) ha respondido a dicha rebaja con la decisión de dejar de aceptar temporalmente bonos de deuda griega como aval para la concesión de créditos a los institutos bancarios.

El BCE señaló que, pese a todo, los llamados bonos Hellas podrán ser utilizados de nuevo como garantías a partir de mediados de marzo.

Esta decisión del Banco Central Europeo afecta sobre todo a los propios bancos griegosEn esas fechas comenzará a funcionar el programa aprobado por los jefes de Estado y Gobierno de la UE en julio de 2011 para cambiar los bonos griegos a través del Fondo Europeo de Estabilización Financiera (FEEF) por nuevos títulos.

Esta suspensión del Banco Central Europeo afecta sobre todo a los propios bancos griegos, los que más deuda pública de su propio país poseen y que hasta ahora presentaban al BCE como garantía para solicitar créditos.

La decisión del BCE, que se produce en vísperas de una nueva macroinyección de liquidez a tres años, ha tenido en cuenta 'el 'rating' de Grecia como resultado del lanzamiento de la oferta de participación del sector privado', que supondrá una merma en el valor de sus carteras de deuda griega.

No obstante, el instituto emisor de la eurozona explicó que las entidades del Eurosistema afectadas por esta decisión podrán seguir cubriendo sus necesidades de liquidez a través de las líneas de liquidez de emergencia dispuestas a tal efecto por sus respectivos bancos centrales nacionales.