Público
Público

El BCE permite a España encadenar tres subastas con menores intereses

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El apoyo del Banco Central Europeo (BCE), que a mediados de agosto decidió comprar deuda soberana de países con problemas de la zona del euro, ha permitido a España encadenar hoy su tercera emisión consecutiva de deuda con menores intereses.

El BCE, que en las tres últimas semanas ha comprado deuda soberana, principalmente española e italiana, ha sido crucial para reforzar la confianza de los mercados y ha permitido al Tesoro encadenar tres emisiones consecutivas con menores intereses.

El lunes, el organismo confirmó que, por tercera semana seguida, ha intervenido en el mercado secundario de deuda pública de la zona del euro, en este caso mediante la compra de 6.651 millones de euros.

Esta cantidad esta lejos de los 22.000 millones de euros que adquirió en la segunda semana de agosto, pero ha sido suficiente para tranquilizar a los inversores.

El Tesoro Público ha adjudicado hoy 3.621 millones de euros en bonos a cinco años con un interés marginal del 4,518 %, inferior al 4,891 % de la anterior emisión de estas características, con lo que se ha cubierto el 90,5 % del objetivo de emisión, que oscilaba entre 3.000 y 4.000 millones de euros.

El ratio de cobertura -proporción entre la demanda y el importe adjudicado- ha sido de nuevo favorable, ya que la demanda de las entidades ha sido de 6,361 millones de euros, aunque, tal y como matiza José Luis Martínez, analista de Citi, algo inferior al de las últimas subastas.

En conjunto, el analista considera satisfactorio el resultado de la subasta, al igual que los Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha), que han valorado hoy en un comunicado la emisión, al tiempo que sitúan en 13,8 millones de euros el ahorro que le supone al Tesoro el menor interés aplicado a la subasta.

El mercado esperaba con expectación la subasta española, dos días después de que Italia consiguiera colocar 6.739 millones de euros en bonos a 3 y 10 años a tipos más bajos que en anteriores subastas.

La de hoy ha constituido además la primera subasta de deuda española a largo plazo desde el pasado 21 de julio, ya que desde entonces las emisiones cerradas han sido a tres y seis meses, a un año y un año y medio y a tres años.

Sin embargo, la prima de riesgo, que es el sobrecoste que los inversores aplican a la compra de deuda española frente a la alemana, considerada más segura, comenzaba la sesión en 279 puntos básicos, pero repuntaba poco antes de la emisión por encima de 290, en los que permanecía estable.

Según José Luis Martínez, el repunte obedece a las renovadas tensiones en el mercado de deuda soberana debido a Grecia, sobre la que de nuevo arrecian los rumores sobre un déficit mayor de lo esperado.

Los próximos días, explica, serán fundamentales dada la acumulación de reuniones a nivel europeo, incluido el Fondo Monetario Internacional (FMI), y la negociación con la banca sobre el acuerdo canje de la deuda.

En la anterior subasta de bonos a cinco años, celebrada el 7 de julio, se adjudicaron 1.496,66 millones de euros a un interés del 4,891 %, el más elevado desde 2002.

La próxima emisión, de obligaciones, tendrá lugar el 15 de septiembre, aunque el Tesoro celebra mañana una subasta de liquidez exclusiva para entidades financieras creadoras de mercado y autorizadas.