Público
Público

El BCE podría prestar al FMI para rescatar países

Sería la fórmula alternativa a la incapacidad del banco central

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Buena parte de los países europeos y la gran mayoría de los expertos están pidiendo a gritos que el Banco Central Europeo (BCE) coja de una vez las riendas de esta crisis profunda y la solvente con la compra masiva de deuda soberana tanto en el momento de ser emitida (mercado primario) como cuando se negocia (mercado secundario). La institución no puede hacerlo ahora (especialmente acudir a las subastas) porque sus estatutos lo impiden y porque Alemania, que es la que tiene la llave de la caja fuerte, se niega rotundamente porque teme que si el BCE emite dinero para salvar países se desmadre la inflación y pierda su independencia.

Pero la crisis es cada vez más profunda y ha llegado a unos límites que obligan a encontrar una solución, máxime ante la negativa alemana a dar su brazo a torcer, por mucho que ya se lo está pidiendo hasta Francia, su gran socio. Las autoridades europeas podrían haber encontrado una vía alternativa que no implicaría cambiar los tratados ni los mandatos del BCE. Se trataría de que la institución prestara dinero al Fondo Monetario Internacional (FMI) para que este a su vez lo utilizara en rescatar a los países europeos que lo necesiten, bien sea mediante la compra de su deuda, con líneas preventivas de crédito o con programas de financiación como los acometidos con Grecia, Irlanda y Portugal, según varias fuentes consultadas por Reuters. 'Algunas conversaciones sobre esto han tenido lugar. Podría ser una de las maneras de evitar las restricciones legales del BCE', aseguran dos fuentes conocedoras de las conversaciones. Eso sí, también dejan claro que 'es sólo una idea, al menos por ahora'.

Si decidieran que esta es la solución más factible, no sería muy complicada llevarla a cabo, dado que los estatutos del BCE establecen que el BCE puede llevar a cabo 'cualquier tipo de operación bancaria en relación con terceros países y organismos internacionales, incluidas operaciones de préstamo y endeudamiento'. El FMI, como organismo internacional, podría recibir el dinero y luego emplearlo en las mismas operaciones que ahora están vetadas para el BCE, pese a que las aplican con cierto éxito el resto de grandes bancos centrales mundiales, como la Fed de Estados Unidos.

De hecho, en este momento, los grandes ataques se están produciendo contra los países de la zona del euro, mientras que los especuladores dejan indemnes a Estados Unidos o Reino Unido, países cuyos endeudamientos distan mucho de ser un ejemplo para nadie.

Entre los que pidieron una actuación 'inmediata' a la Unión Europea y al BCE estuvo ayer José Luis Rodríguez Zapatero, que insistió en la necesidad de que haya 'un Gobierno europeo que tome decisiones' y un Banco Central Europeo 'que sea en efecto' un banco 'que defienda la política común y a sus países'.