Público
Público

El BCE prestará otro medio billón a la banca a tres años

Draghi dice que España es "donde más se contrae el crédito" pero penaliza a sus bancos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El pasado mes de diciembre, los bancos tomaron prestados 489.190 millones de euros del Banco Central Europeo (BCE) que no tendrán que devolver en tres años. Era la primera de las dos subastas extraordinarias de liquidez a ese plazo para evitar que las entidades, tan dañadas por sus inversiones de riesgo que no se fían las unas de las otras, se vinieran abajo. Según aseguró ayer el presidente del BCE, Mario Draghi, para la segunda subasta a tres años, que tendrá lugar el próximo día 29, se espera que se pida una cantidad 'del nivel de la anterior'.

Y todo esto en pleno debate sobre si el BCE echa un cable a Grecia aceptando que, en los planes de reestructuración de la deuda helena, se incluyan los 50.000 millones de euros en bonos griegos que le han ido soltando al propio BCE los bancos del centro y norte de Europa. Draghi dio a entender ayer que participarán de algún modo en la reestructuración. ¿Cómo? El presidente del Banco Central no quiso dar detalles hasta conocerse la decisión del Eurogrupo sobre Grecia. Lo que tienen claro es que 'los rumores sobre que el BCE va a compartir las pérdidas son totalmente infundados'. Lo más probable, según los expertos, es que el BCE acepte un canje de bonos a mayor plazo y menor interés, pero al menos al valor al que los compró (70% del valor nominal).

El BCE abre la puerta a participar en el canje de deuda helena

Eso sí, 'Grecia es única' y su situación no se puede repetir, según Draghi, que exigió que los países del euro 'cumplan con los objetivos comprometidos de recorte de déficit' a pesar de que están volviendo a la recesión. El mensaje supone que España pase de un déficit del 8% al 4,4% y hunda su economía más del 1,5% este año, según las estimaciones.

Pero hay que tranquilizar a los inversores, porque que el BCE preste dinero a los países integrantes de la zona del euro es ilegal. Que la banca acuda en masa a las subastas del propio BCE al 1% de interés (tipo que se optó por mantener ayer) para curar sus quebrados balances 'son negocios'. Con estas palabras, Draghi dejó claro que, cuando se reúne el Consejo de Gobierno, parten de la idea de que 'la crisis de la banca se originó en la deuda soberana'. Del agujero de suelo y ladrillo del sistema financiero español, ni palabra. De los títulos ligados a subprime que dormitan aún en los balances de la banca francesa y que llevaron al rescate de la alemana, lo mismo. De los motivos que dispararon los déficits europeos tras el estallido de la crisis financiera nacida en Estados Unidos, nada de nada. De los errores del rescate a Grecia que llevaron al contagio de su crisis de deuda, silencio absoluto.

La banca tiene sus puertas abiertas para pedir dinero y cada vez más abiertas. Ayer se dieron a conocer las nuevas garantías que va a aceptar el BCE de los bancos de siete países para entregarles liquidez a cambio. Entre esos países está España, donde se ha dado 'la mayor contracción del crédito', según Draghi.

Draghi se niega a que se relajen los objetivos de déficit pese a la recesión

Sin embargo, según José Carlos Díez, economista jefe de Intermoney, las nuevas garantías no benefician precisamente al sistema financiero de este país. Incluyen créditos a empresas y al sector público, pero no se podrán aceptar hipotecas, el negocio fuerte de la banca española.

Lo que ha hecho Draghi,según Díez, 'es la definición más próxima al conjunto vacío. Habían generado enormes expectativas y al final han dado cacahuetes'. El economista jefe de Intermoney considera que 'ha vuelto a ganar la tesis alemana', como demuestra el hecho de que Draghi reconociese ayer que la decisión de aumentar los colaterales 'no se tomó por unanimidad'.

En cuanto a que el dinero que se da a la banca no llegue a la economía real como se supone que es la intención, Draghi recomendó 'esperar'. Porque la banca tiene vencimientos que atender y exigencias de solvencia y además ha cogido 'aversión al riesgo'.