Publicado: 04.12.2014 15:26 |Actualizado: 04.12.2014 15:26

El BCE rebaja notablemente sus previsiones de crecimiento para la Eurozona

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Banco Central Europeo (BCE) no ha tenido más remedio que aceptar la realidad y ha revisado este jueves las previsiones de crecimiento que realizó el pasado mes de septiembre. En concreto, ha rebajado una décima su pronóstico de crecimiento de la eurozona para este mismo 2014, hasta dejarlo en el 0,8%. Para 2015 ha rebajado su previsión seis décimas y lo deja en el 1%.

Ante la debilidad del crecimiento económico, el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, dijo hoy tras la reunión del Consejo de Gobierno que el personal de la entidad monetaria ha comenzado a preparar los aspectos técnicos de nuevas medidas de estímulo monetario: compra de deuda soberana. Los analistas daban por descontado que el BCE iba a tomar alguna medida de estímulo.

Previamente el consejo de gobierno del BCE decidió mantener su tasa de interés rectora en el mínimo histórico del 0,05% para impulsar la actividad económica en la zona del euro. 

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, informó en una rueda de prensa de que la entidad también redujo sus previsiones de inflación hasta 2016 tras la caída del precio del petróleo.

Los expertos del BCE prevén ahora que la eurozona crecerá en 2016 un 1,5%, frente al 1,9% pronosticado en septiembre.

Draghi dijo que "las últimas proyecciones macroeconómicas de la zona del euro indican una inflación más baja acompañada de un crecimiento real del Producto Interior Bruto (PIB) más débil y de dinámicas monetarias tenues".

Asimismo el BCE revisó a la baja sus previsiones de inflación una décima para este año, hasta el 0,5%, cuatro décimas para 2015, hasta el 0,7%, y una décima para 2016 hasta el 1,3% respecto a los pronósticos de septiembre.

Previamente el BCE decidió dejar inalterada su tasa de interés rectora en el mínimo histórico del 0,05% para impulsar la actividad económica y evitar una recesión.

Draghi dijo que existen riesgos a la baja para el crecimiento económico y que "se han revisado a la baja las proyecciones de demanda interna y de exportaciones netas".

"En concreto, la débil actividad económica de la zona del euro, junto con los elevados riesgos geopolíticos tienen el potencial de disminuir la confianza y especialmente la inversión privada", señaló el presidente del BCE.

La revisión a la baja de los pronósticos de inflación refleja una caída más fuerte de los precios de la energía. "Será importante valorar el impacto más amplio de la evolución reciente de los precios del petróleo en las tendencias de la inflación a medio plazo y evitar que se contagie a las expectativas de inflación" y a los salarios, agregó.