Público
Público

BCE reducirá costes e invertirá en tecnología inalámbrica

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

BCE, la mayor empresa canadiense de telecomunicaciones tiene que cubrir costes, invertir en los últimos modelos de teléfonos móviles y modernizar su servicio al cliente si quiere cambiar su imagen desfasada, igualarse a sus rivales e impedir la entrada de competidores de bajo precio.

La compañía anunció esta semana que iba a comprar The Source, un minorista de aparatos electrónicos con más de 750 tiendas en Canadá. Una de las partes importantes de la estrategia de la empresa en ofrecer más lugares de venta de sus productos.

Pero este paso sólo responde a uno de los muchos desafíos a los que se enfrenta BCE en su lucha por dominar el mercado contra Telus y Rogers Communications, dicen los analistas.

"Es muy duro ser competitivo cuando estás vendiendo modelos de ayer a través de una red de ayer y un servicio al cliente que está parado", dijo Carmi Levy, un analista independiente de tecnología y telecomunicaciones.

Los servicios inalámbricos son los más beneficiosos del mercado, incluso aunque la recesión haga que los consumidores gasten menos en servicios de telecomunicaciones.

En este aspecto BCE se queda atrás, según datos relativos a suscriptores inalámbricos del último trimestre.

Para competir contra Rogers, BCE y Telus, que actualmente utiliza tecnología inalámbrica CDMA, trabajan juntos en una red actualizada de nueva generación que debería permitirles utilizar teléfonos GSM como el iPhone.

"Creo que es bastante competitivo", dijo Troy Crandall, analista de MacDougall, MacDougall & MacTier. "Eso va a mejorar la media de velocidad de descarga de datos"

Aún así, la actualización no estará lista antes de 2010. Mientras tanto, BCE tiene que solucionar las muchas quejas sobre su servicio al cliente y vigilar los costes de las operaciones que lleva a cabo.

Su consejero delegado George Cope dijo el mes pasado que había reducido sus gastos en bienes inmuebles y consultoría, el número de agencias de publicidad que utiliza de 47 a 11 y su personal en unos 3.000 trabajadores.