Público
Público

El BE pide a los bancos reducir la financiación exterior

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Jesús Aguado y Nigel Davies

El Banco de España considera que el sistema financiero español debe reducir la fuerte dependencia de los mercados mayoristas internacionales para afrontar los problemas de liquidez que atraviesan estos mercados, dijo el viernes el subgobernador del banco emisor, Javier Aríztegui.

"El sector ha de afrontar la reabsorción de tres desequilibrios estructurales en una coyuntura difícil (...) y el primero de ellos es una fuerte dependencia de los mercados mayoristas internacionales", dijo Aríztegui en un foro económico organizado por la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE) y la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP).

El subgobernador del Banco de España dijo que las entidades de crédito españolas precisaban modificar su estructura de pasivo para basarla más en depósitos interiores y reconoció que "este proceso inevitablemente llevará su tiempo".

Aríztegui también admitió que las entidades españolas se encontraban entre las instituciones que más rápidamente habían avanzado en la apelación externa a los mercados pero que no era un problema exclusivo de ellas.

Para el subgobernador, las entidades españolas se habían aproximado a estas fuentes de financiación de forma prudente al estar la mayoría de los vencimientos concentrados en plazos medios y largos.

Según datos del informe de estabilidad financiera de marzo del Banco de España, el 60 por ciento del volumen de deuda a medio y largo plazo que mantienen las entidades españolas vence a partir de 2014.

En el turno de respuestas a los periodistas, el subgobernador del Banco de España reconoció, no obstante, que en el sistema financiero español se podrían producir dificultades si se prolongaba en el tiempo el cierre de los mercados mayoristas.

"En la medida en que (el sistema financiero español) es prestatario neto, por tanto ha recibido fondos, esta situación le crea dificultad, como vamos a negar la evidencia, pero al sistema bancario español esto le cogió bien equipado, en ese sentido no hay que ponerse nerviosos", agregó.

El subgobernador volvió a insistir en que el sistema financiero español estaba "sano" en su conjunto si bien existían diferencias entre las entidades que lo componen.

El director general de La Caixa, Juan María Nin, también defendió la solvencia del sistema financiero español si bien reconoció los problemas de liquidez por los que atravesaba.

El subgobernador defendió la publicación de los estrés test de los bancos españoles y no quiso comentar informaciones de los resultados de algunas entidades españolas que habrían tenido buenas calificaciones, según dijeron el viernes varios medios citan fuentes gubernamentales españolas.

"La decisión del Banco de España es hacer estos estrés test para la mayoría de las entidades de créditos españolas y proceder a publicarlos antes de que llegue el mes de agosto", dijo el subgobernador.

Entre los desequilibrios que también afronta el sistema bancario español volvió a citar la excesiva inversión en el sector de promoción inmobiliaria y el excedente de capacidad instalada.

CONCENTRACIÓN Y RECAPITALIZACIÓN DE CAJAS

El subgobernador también se mostró satisfecho con que más del 80 por ciento de las cajas existentes en España estuvieron afrontando en la actualidad diversos procesos de integración.

El subgobernador consideró un avance importante para solventar la deficiencia del mercado la posibilidad de que las cajas de ahorros pudieran emitir instrumentos de capital de máxima calidad con derechos de voto, que podría acercarlas a un modelo bancario.

"Para algunas su opción discurrirá por aproximarse al modelo bancario. Para otras, pasará por la emisión de instrumentos de capital con derecho de voto y otro grupo seguirá un modelo de caja más clásico", agregó.

En la actualidad, las cajas de ahorro, que suponen cerca de la mitad del negocio bancario en España, no disponen de instrumentos competitivos para captar capital.