Publicado: 18.11.2013 12:06 |Actualizado: 18.11.2013 12:06

Beatriz Sestayo, la diputada socialista del aparcamiento oficial

La denuncia presentada contra la parlamentaria por intentar atropellar al vigilante del párking del Parlamento de Galicia copa el debate político de los partidos gallegos. El PSdeG denuncia que todo se debe a una maniobra de distracci&oacute

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Todo salió a la luz en la madrugada del pasado viernes, pocas horas antes de que el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, mantuviera una reunión con el líder de la oposición de la comunidad, el líder de los socialistas gallegos, José Ramón Gómez Besteiro. Ese día, el principal diario de información gallego, La Voz de Galicia, encabezaba su edición con el siguiente titular: "La diputada socialista Beatriz Sestayo, denunciada por intento de atropello a un guardia del Parlamento".

El diario, que aseguraba haber accedido al atestado policial de la denuncia, explicaba cómo la parlamentaria intentó entrar con su vehículo al párking de la cámara autonómica de Santiago de Compostela en la mañana del pasado 29 de octubre, pero afirmaba que el denunciante, un vigilante de seguridad, le negó el paso ya que en la plaza reservada para ella llevaba aparcado otro coche también de la propiedad de Sestayo desde hacía meses. 

Según el atestado, el guardia se puso entonces delante del vehículo para cortarle el paso, si bien ella se mantuvo firme dando "pequeños acelerones" para que el vigilante se apartara "y dejando caer el vehículo hacia atrás para volver a acelerar". En la denuncia, que se interpuso el 6 de noviembre, ocho días después del suceso, el guardia señaló que se tuvo que apartar "para evitar ser atropellado", ya que se sintió "intimidado y amenazado" por Sestayo.

Añade que la diputada, al no lograr su objetivo, se acercó a la zona de la barrera levadiza, que no se levantó, salió del coche y lo dejó allí provocando un atasco a quienes intentaban acceder al mismo párking. Fue finalmente una empleada del Grupo Socialista la que, media hora después, retiró el vehículo y pidió disculpas al vigilante de seguridad. 

Pues bien, esa información ha copado la actualidad política gallega de los últimos días y se ha situado en el centro del debate entre el partido en el Gobierno, el PP de Feijóo, y el PSdeG que dirige José Ramón Gómez Besteiro. Se trata de una polémica que fuentes de la dirección de los socialistas gallegos consultadas por Público consideran desproporcionada al tratarse de una cuestión "personal" de la que "no tiene responsabilidad" su partido. Los conservadores, afirman, tratan de infundir "un desprecio absoluto hacia los parlamentarios para justificar la medida de Feijóo para reducir el número de diputados y no hablar de empleo y recortes". 

Sestayo, por su parte, reconoce todos los hechos excepto el intento de atropello. Explica, según fuentes cercanas a la parlamentaria, que en efecto tenía aparcado en la plaza que le correspondía el coche de su hija desde el mes de marzo. Pero asegura que el vehículo estaba averiado y que para poder sacarlo necesitaba la ayuda de al menos un técnico. Hasta ese día 29, añade, los vigilantes de seguridad del párking no le habían dejado que ese técnico entrara a desbloquear el coche y por eso permanecía allí. 

El día de los hechos la diputada afirma que llegó al Parlamento con prisas, y que tras la reiterada negativa del vigilante de seguridad a dejarle entrar con su vehículo, tuvo que dejarlo a la entrada del aparcamiento con las llaves puestas hasta que la empleada de su grupo procedió a retirarlo. Fuentes de los socialistas gallegos explican a este diario que al día siguiente tanto el PSdeG como la Mesa de la Cámara autonómica habían dado por solucionado el problema, ya que la máxima autoridad del Parlamento dio permiso a Sestayo para meter al técnico y ella retiró finalmente el coche de su hija. Por eso se extrañan de que, ocho días después, el vigilante interpusiera la denuncia.

Desde la dirección de los socialistas gallegos, que no han visto la grabación de los hechos, confían en que el suceso se "aclare cuanto antes", si bien evitan hacer un juicio de valor de lo ocurrido porque el asunto, dicen, ya está en manos de los tribunales. El secretario general del PSdeG, José Ramón Gómez Besteiro, añaden, ya conoce de primera mano la versión de Sestayo porque nada más conocerse la noticia, "con toda normalidad", se puso en contacto con la parlamentaria para escuchar su versión.