Público
Público

Un bebé muere en Jaén después de que su madre adolescente lo ocultara en un armario

La Policía ha detenido a la menor, de 17 años, que negó, en un primer momento, haber dado a luz. La investigación continúa abierta y no se descartan nuevas detenciones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Policía Nacional ha detenido este miércoles, en Cambil (Jaén), a una joven de 17 años que se presentó en el Hospital Materno Infantil de la capital jiennense con síntomas de haber dado a luz y admitió que había ocultado el cuerpo de su bebé en un armario de una vivienda de esta localidad. En el marco de la investigación abierta por las fuerzas de seguridad para aclarar las causas del fallecimiento del recién nacido y por la que, además de a la joven, ya se ha tomado declaraciones a los padres de ésta, a la menor se le imputa una presunta comisión de delito de homicidio.

La joven, de 17 años de edad, habría acudido sola al Hospital la tarde de este miércoles con fuertes dolores. Los médicos que la han reconocido han detectado que la menor presentaba síntomas de haber dado a luz, por lo que activaron a continuación el protocolo de actuación ante estos casos.

Antes de que los agentes policiales, cuya presencia en el centro hospitalario ha sido requerida por la autoridad judicial, acudieran a Cambil para constatar lo dicho por la menor, los padres de la adolescente se han presentado en el Hospital con el cadáver del recién nacido, según han explicado a Europa Press fuentes del Cuerpo Nacional de Policía.

En el centro hospitalario se ha preguntado a la menor, aún sin presencia policial, dónde se encontraba el bebé. La chica, aunque en un primer momento ha negado haber dado a luz, ha admitido finalmente ante los agentes de la Policía Nacional que se han personado en el hospital que había parido un bebé y que su cuerpo se encontraba oculto en un armario de un piso de Cambil, donde vive con la familia. Poco tiempo después de su confesión, los padres de ésta se han presentado en el centro sanitario jiennense con el cadáver del bebé.

Según fuentes policiales, en estos momentos están abiertas todas las hipótesis, no descartando la muerte violenta del bebé, por lo que además de a la menor, que se encuentra bajo custodia policial en el centro hospitalario donde está ingresada, durante las próximas horas nuevas personas podrían ser detenidas.

Los primeros análisis médicos al cuerpo del bebé apuntan, según las citadas fuentes, a una muerte violenta por asfixia, por lo que de certificarse estos indicios podría tratarse de un homicidio, abriéndose las posibilidades de tratarse de un homicidio voluntario o inducido por terceras personas.