Publicado: 06.10.2015 18:23 |Actualizado: 06.10.2015 18:23

El bebé que vivió sólo 100 minutos y salvó la vida de varias personas

Teddy Houlston, nacido con anancefalia, se convirtió en el donante de órganos más joven del país, siendo reconocido con el galardón 'Orgullo de Gran Bretaña'.

Publicidad
Media: 3.83
Votos: 6
Comentarios:
Jess Houlston junto a Teddy.- YOUTUBE

Jess Houlston junto a Teddy.- YOUTUBE

Desde que su historia saliera a la luz, la vida del pequeño Teddy ha conmocionado al mundo entero.

Todo comenzó en Gran Bretaña con una buena noticia: la pareja Mike y Jess Houlston, padres de una niña, esperaban su segundo hijo. La felicidad de ambos se multiplicó cuando descubrieron que tendrían gemelos, una alegría que no duraría mucho, ya que a las doce semanas el médico les daría el peor de los diagnósticos: uno de los bebés sufría anancefalia, una enfermedad incurable, por lo que sus posibilidades de supervivencia eran mínimas.



Ante esto, los futuros padres tomaron la valiente decisión de convertir a su pequeño en donante de órganos.

"Sopesamos esa opción enseguida, por lo que comenzamos a ponernos en contacto con varios médicos", explicó Mike en declaraciones recogidas por el diario británico 'The Mirror'.

Entre conversaciones y preparativos, los meses pasaron hasta que llegó abril, cuando Jess dio a luz a Teddy y su gemelo Noah, quien nació sano.

Aumento en el número de donantes

De esta manera, Teddy, que sólo vivió 100 minutos, se convirtió en el donante de órganos más joven del país, siendo reconocido con el galardón 'Orgullo de Gran Bretaña'.

Su riñón fue trasplantado a un enfermo residente en la localidad británica de Leeds, mientras que las válvulas de su pequeño corazón también fueron donadas para salvar una segunda vida.

"Estuvimos menos de dos horas con él, pero fue un momento mágico para nosotros. Noah abrió los ojos y miró a Teddy y se agarraron de la mano", relataron los padres.

La historia de Teddy ha provocado un aumento del 378 por ciento del número de donantes en Reino Unido, una noticia que ha sido recibida por los padres del pequeño con mucho orgullo y sorpresa.

"No éramos conscientes del increíble impacto que iba a tener. Personas procedentes de diferentes partes del globo se han puesto en contacto con nosotros para decirnos: 'me habéis animado para inscribirme en el registro de donantes'. Teddy puede haber salvado miles de vidas", declaró su padre.