Público
Público

Las bebedoras de café tienen menos riesgo de cáncer uterino

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Amy Norton

Las mujeres que consumencuatro o más tazas de café por día tendrían bajo riesgo dedesarrollar cáncer en la pared del útero.

Según un nuevo estudio sobre más de 67.000 enfermeras deEstados Unidos, las participantes que bebían tanto café eran uncuarto menos propensas a desarrollar cáncer endometrial que lasconsumidoras de menos de una taza por día.

El riesgo absoluto de que una mujer, bebedora de café o no,desarrolle el cáncer fue bastante bajo: en 26 años, se lesdiagnosticó cáncer endometrial a 672 mujeres (el 1 por cientode las participantes).

"Sería prematuro recomendar que las mujeres beban café parareducir el riesgo de desarrollar cáncer de endometrio", aseguróel autor principal, Edward Giovannucci, de la Escuela de SaludPública de Harvard, en Boston.

El estudio, publicado en Cancer Epidemiology, Biomarkers &Prevention, se suma a otros más que habían identificado estarelación entre el café y el cáncer femenino.

Una fortaleza de la nueva investigación, según apuntóGiovannucci, es su tamaño, su duración y haberle permitido alos autores registrar varios otros factores que podríanexplicar la relación.

El equipo tuvo en cuenta la diferencia de peso de lasmujeres porque la obesidad está asociada con un aumento delriesgo de desarrollar cáncer endometrial, pero ese factor noinfluyó en la reducción del riesgo registrada en lasconsumidoras de café.

Tampoco lo hicieron la maternidad o el uso de algunaterapia hormonal (a través de anticonceptivos orales o terapiade reemplazo después de la menopausia).

Es posible también, como señaló el autor, que el café seaparcialmente responsable de este beneficio. "Puede reducir losniveles de insulina y hasta los del estrógeno librecirculante", añadió.

Claro que consumir cuatro tazas de café por día no es unabuena idea, en especial para las personas sensibles a losefectos de la cafeína.

En el estudio, el café descafeinado no estuvosignificativamente asociado con la reducción del riesgo dedesarrollar cáncer, como sí lo estuvo la versión con cafeína,aunque el equipo observó una tendencia "sugestiva" en esadirección.

Giovannucci señaló que son muy pocas las mujeres queconsumen tanto café descafeinado, lo que podría explicaraquella diferencia.

Aunque los autores no analizaron el consumo de edulcorantesu otros aditivos del café, beber grandes cantidades de lainfusión no sería bueno para la silueta, en teoría, si se leagrega azúcar y crema.

Lo importante, para los autores, es que "las personas quedisfrutan del café" pueden seguir haciéndolo. Aún es muy prontocomo para recomendar su consumo para mejorar la salud.

Una investigadora de la Sociedad Estadounidense del Cáncercoincidió: "Si una mujer bebe café, podría estar obteniendoeste beneficio".

Pero Marji McCullough, directora estratégica deepidemiología nutricional de la asociación, agregó que senecesitan más estudios para determinar cómo la infusión influyeen el riesgo de desarrollar cáncer endometrial en distintosgrupos de mujeres.

En este estudio, según destacó, la relación entre el café yel riesgo de desarrollar la enfermedad fue más débil en lasparticipantes que nunca habían fumado.

Según la Sociedad Estadounidense del Cáncer, laprobabilidad de que la mujer estadounidense promedio desarrollecáncer de endometrio es de una en 40. McCullough y Giovannuccidijeron que una de las mejores estrategias para reducir eseriesgo es conservar un peso saludable con dieta y ejercicio.

FUENTE: Cancer Epidemiology, Biomarkers & Prevention,online 22 de noviembre del 2011