Público
Público

Beber café reduce el riesgo de gota en adultas mayores: estudio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Rachael Myers Lowe

Unas pocas tazas de café por día durantevarios años reducen el riesgo de desarrollar gota en lasmujeres posmenopáusicas, informó un equipo de Boston.

La gota aparece cuando la acumulación de ácido úrico ensangre produce cristales similares a agujas y no es frecuenteentre las jóvenes, sino que afecta a una de cada 20 mujeresposmenopáusicas. Suele aparecer primero en los pies.

"El dolor es uno de los más graves que padece el serhumano; es como si se fracturara un hueso. La persona no puedecaminar y hasta el peso de una sábana se vuelve intolerable",dijo a Reuters Health el doctor Hyon Choi, de la Escuela deMedicina de la Boston University.

El equipo de Choi buscó los casos de gota en 89.433 mujeresparticipantes del Nurses' Health Study, una investigación quese realiza desde 1976.

Los investigadores analizaron el estilo de vida, la dieta yel consumo de bebidas de esas mujeres, registrados desde 1980mediante cuestionarios que las participantes deben respondercada dos a cuatro años.

Tras considerar otros factores de riesgo de gota, como lamasa grasa corporal y el consumo de alcohol, diuréticos yproductos lácteos, el equipo halló que el hábito de beber cafémarcó la diferencia en la aparición del primer ataque de gota.

"A mayor consumo, menor riesgo", comentó Choi.

Se confirmaron 896 casos de gota entre las participantes,pero la cantidad de casos disminuía a medida que el consumo decafé aumentaba de menos de una taza diaria (226 casos) a más decuatro tazas por día (85 casos).

"El riesgo de gota se redujo un 22 por ciento con elconsumo de una a tres tazas por día y un 57 por ciento con másde cuatro tazas diarias", comparado con la ausencia de consumode café, escribió el equipo en American Journal of ClinicalNutrition.

No se registraron beneficios similares en las consumidorasde grandes cantidades de té o gaseosas con cafeína, mientrasque el consumo de café descafeinado sí proporcionó un beneficio"modesto".

Eso llevó a los autores a concluir que en la reducción delriesgo "no sólo influiría la cafeína, sino también otroscomponentes (del café)".

Pero Choi aclaró que se desconoce exactamente qué es lo queprotege de la gota en el café. Además, no todas las personaspueden tolerarlo, por lo que aseguró que no promueve que todaslas adultas mayores comiencen a beberlo en grandes cantidades.

FUENTE: American Journal of Clinical Nutrition, 25 deagosto del 2010.