Público
Público

Beber en exceso puede dañar los cerebros jóvenes: estudio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Richard Chang

Los jóvenes que toman alcohol enexceso podrían estar causando un daño severo... a su cerebro.

Una nueva investigación de científicos de la Universidad deCincinnati (UC) demostró que demasiado alcohol puede dañar lasneuronas en cerebros que todavía están en crecimiento.

"El alcohol podría ser neurotóxico para las célulasneuronales", dijo Tim McQueeny, un estudiante de doctorado dela UC y co-investigador en el estudio piloto.

"O, dado que el cerebro se está desarrollando en losveintitantos años, podría estar interactuando con factores dedesarrollo y posiblemente alterando las formas en la que elcerebro sigue creciendo", añadió.

Beber en exceso es definido como consumir cuatro o máscopas seguidas en las mujeres y cinco o más entre los hombres.McQueeny explicó que una copa podía ser de 44 mililitros delicor, 354 mililitros de cerveza, o entre 118 y 147 mililitrosde vino, todos los cuales contienen igual cantidad de alcohol.

"No importaba el tipo de bebida", indicó McQueeny. "Cuandoel alcohol combinado alcanza un nivel excesivo vemos losefectos", agregó.

Los hallazgos son importantes porque cifras de un reportedel Instituto Nacional sobre Abuso de Drogas muestran quealrededor de un 42 por ciento de los jóvenes estadounidenses deentre 18 y 25 años han bebido en exceso alguna vez.

Los investigadores usaron escáneres de alta resolución paraestudiar los cerebros de 29 personas que bebían en excesodurante el fin de semana.

El equipo halló cambios en la corteza pre-frontal, la partedel cerebro que gobierna la atención, la planificación, la tomade decisiones y el procesamiento de emociones y que controlalos impulsos que provocan un comportamiento irracional.

Los autores también estudiaron la materia gris cerebral,que está involucrada en el pensamiento y en la transmisión demensajes.

"Hemos visto evidencias de que beber en exceso se asocia auna reducción en la integridad de la materia blanca, lascarreteras del cerebro que comunican mensajes neuronales, peroel alcohol podría afectar la materia gris de manera distintaque la materia blanca", explicó McQueeny.

El experto manifestó que cuanto más intenso es el consumoexcesivo de alcohol, más severo es el daño cerebral.

McQueeny añadió que los bebedores se pueden protegermoderando su consumo. Los cerebros dañados por el alcoholtambién muestran señales de recuperación tras un período deabstinencia.

"Con la abstinencia se normalizó la estructura cerebral. Elcerebro se adapta muy bien a eso. Así que hay esperanza",afirmó el especialista.