Público
Público

Beber con moderación reduciría el riesgo de diabetes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Linda Thrasybule

Las mujeres de mediana edadque comen gran cantidad de carbohidratos refinados tendríanmenos riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 si beben alcoholcon moderación.

Tras seguir a 80.000 mujeres durante 26 años, un equipohalló que aquellas con una dieta rica en carbohidratosrefinados (pan blanco, papa y bebidas azucaradas) tenían un 30por ciento menos riesgo de desarrollar diabetes que un grupocon la misma alimentación, pero que no consumía alcohol.

"Una dieta rica en carbohidratos sin beber alcohol aumentaun 30 por ciento el riesgo de desarrollar diabetes", dijo elautor principal, doctor Frank Hu, de la Escuela de SaludPública de Harvard, en Boston.

"Pero si se consume una cantidad moderara de alcohol, eseriesgo disminuye", añadió.

Casi la mitad de los 26 millones de adultos diabéticos deEstados Unidos es mujer, según los Centros para el Control y laPrevención de Enfermedades (CDC por su sigla en inglés).

El nuevo estudio, publicado en American Journal of ClinicalNutrition, no prueba que el alcohol proteja de la diabetes. Elequipo de Hu sugiere que el alcohol influiría en la producciónde insulina y otras sustancias después de una comida paracontrarrestar los picos de azúcar en sangre que promueven ladiabetes.

El equipo analizó datos de 82.000 participantes del estudioNurses' Health Study. En 26 años, 6.950 mujeres (el 9 porciento) sin diabetes al inicio del estudio desarrollaron laenfermedad.

Las mujeres respondieron cada cuatro años cómo sealimentaban. En general, aquellas que más carbohidratosrefinados (cereales para el desayuno, pan, puré de papas,bebidas colas y jugo de naranja) y carnes rojas consumíantenían más riesgo de desarrollar diabetes.

Pero en ese grupo, las bebedoras "moderadas" (más de 15gramos diarios de alcohol) tenían un 30 por ciento menos riesgode diabetes que las que no bebían alcohol.

Las mujeres que consumían alcohol con moderación bebían enpromedio unos 24 gramos por día, es decir, unas dos copas porsemana.

Sólo un pequeño porcentaje de participantes bebían 57gramos o más de alcohol por día, aunque en ese grupo no seobservó una disminución del riesgo de desarrollar diabetes.

A Jill Kanaley, experta en diabetes tipo 2 de la Universityof Missouri, que no participó del estudio, le sorprendieron losresultados.

"Nunca había leído en la literatura que unas pocas copas dealcohol podrían influir en la relación entre la cantidad decarbohidratos de la dieta y el riesgo de diabetes", dijo.

Con todo, Kanaley destacó: "Hay muchos factores que elestudio pasó por alto, como cuándo se consumía el alcohol y siera con la comida, o de qué tipos de bebida se trataba".

FUENTE: American Journal of Clinical Nutrition, online 2 denoviembre del 2011