Público
Público

Bebés levemente prematuros pero sanos tienen buena evolución

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Anne Harding

Si un bebé nace un par desemanas antes, pero es sano, no tiene riesgo de sufrirproblemas de desarrollo o conducta, de acuerdo a un nuevoestudio.

Pero los niños que nacen entre las semanas 34 y 36 degestación con problemas respiratorios o alimentarios, entreotros, crecerían con desventajas en el desarrollo.

Esos "prematuros tardíos" (un embarazo a término dura de 37a 41 semanas) pueden tener dificultades respiratorias yalimentarias.

Algunos estudios habían sugerido que esos niños crecen contrastornos del desarrollo y sociales, afirmó el equipo deldoctor Matthew J. Gurka, de la Escuela de Medicina de laUniversity of Virginia, en Charlottesville.

Pero hay pocos ensayos sobre la evolución en el largo plazode los prematuros tardíos que nacen sanos.

El equipo estudió a 1.300 niños controlados desde elnacimiento hasta los 15 años, 53 de los cuales habían nacidoentre las semanas 34 y 36.

A todos los participantes se les realizó una gran cantidadde test entre los 4 y 15 años para evaluar su rendimientoescolar, habilidades sociales, trastornos de conducta y funcióncognitiva.

Ninguna de las 11 pruebas revisadas mostró algunadiferencia en el desarrollo social, emocional o mental entrelos niños que habían sido prematuros tardíos y los que nacierona término.

Para los autores, los resultados no indican que losprematuros tardíos con problemas de salud evolucionen luego sindificultades; "tampoco respaldan el parto prematuro electivo",dijo Gurka.

Los trastornos de salud observados en algunos bebésprematuros tardíos podrían haber influido en "las desventajasacadémicas, de desarrollo y de conducta registradas en estudiosprevios" sobre este grupo, agregó.

"No estamos defendiendo la prematuridad tardía, porque esosbebés pueden desarrollar problemas de salud y, quizá, esasdificultades disparen desigualdades en el desarrollo", afirmó.

"Nuestro estudio se limitó a los prematuros sanos y, por lotanto, sólo podemos generalizar los resultados a esos bebés",concluyó.

FUENTE: Archives of Pediatrics and Adolescent Medicine,junio del 2010.