Público
Público

Un Beckham cansado se concentra en su cesión al Milan

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Magullado, dolorido y fatigado después de disfrutar de su temporada más exitosa en Los Angeles Galaxy, David Beckham se concentra ahora en su cesión al AC Milan, que comenzará en enero.

El viaje de Beckham a Italia está motivado por su necesidad de mostrar al técnico de la selección inglesa, Fabio Capello, que está en forma para unirse al equipo que participará en el Mundial de Sudáfrica 2010.

El mediocentro inglés hizo lo mismo la temporada pasada, sumándose al Milan de enero a mayo, cuando concluye la temporada de la Serie A.

"Los demás jugadores tendrán unos cuantos meses para relajarse, yo iré directo a la temporada europea", dijo Beckham el martes a los periodistas en el Home Depot Center, después de que él y los demás integrantes del Galaxy tuvieran la última reunión del año con el entrenador Bruce Arena.

"No debería tener problemas con eso, ya que en las últimas dos décadas he jugado 65 partidos por año. Nada cambia para mí", agregó.

Sin embargo, el primer paso que Beckham necesita dar es recuperarse de los golpes y lesiones que sufrió durante la temporada de la Major League Soccer (MLS), especialmente un tobillo derecho resentido que le provocó dolor en la última semana de la temporada.

El ex jugador del Real Madrid recibió inyecciones de analgésicos antes de la final de la Copa MLS en Seattle contra Real Salt Lake y cojeó durante el tiempo extra, cuando el Galaxy ya había agotado sus tres cambios.

Beckham también tosía con fuerza al finalizar el partido, tras sufrir un resfriado antes de la final, que su equipo perdió 5-4 en los penaltis.

"Uno siempre se siente desgastado al final de la temporada", dijo el jugador de 34 años.

"Cualquier atleta diría que no llegas al final de la temporada sintiéndote fresco, porque si lo haces, entonces hubo algo equivocado en el esfuerzo que hiciste durante la temporada", agregó.

Aunque Los Angeles perdió frente a Salt Lake, Beckham se mostró satisfecho con la temporada de su equipo, tras ganar el título de la Conferencia Oeste al finalizar en el primer lugar de la clasificación de la fase de eliminatorias, y por sus perspectivas para el próximo año.

"Estamos obviamente decepcionados, pero esto muestra cuánto hemos avanzado como equipo y las esperanzas que tenemos en nosotros mismos (...) Tenemos altas expectativas y con suerte podremos llegar más lejos el próximo año", declaró.