Público
Público

El Bellas Artes de Bilbao restaura seis importantes obras de sus fondos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Museo de Bellas Artes de Bilbao ha restaurado este año, en el que ha celebrado el centenario de su constitución, seis importantes obras de las distintas colecciones que conforman los fondos propios de la pinacoteca, merced al programa Zaindu-El Museo Restaura de 2008.

Este programa de actuaciones, según han explicado hoy los responsables del museo en un acto público de presentación de las obras ya restauradas, selecciona desde hace 8 años una serie de obras cuyas características las convierten en especiales, ya sea por tratarse de obras maestras o bien porque, pese a que no han sido expuestas al público, su restauración puede ofrecer resultados de interés.

De las piezas elegidas este año para ser restauradas sobresale el lienzo de grandes dimensiones (10,42 metros cuadrados de superficie) titulado "¡Cristiano!" (1897), considerado la obra maestra del pintor vasco Anselmo Guinea y que desde 1967 y hasta este año ha presidido el vestíbulo de entrada del Palacio de la Diputación de Vizcaya en Bilbao.

Dadas las enormes dimensiones del cuadro y el notable deterioro que presentaba su estado, su restauración ha corrido a cargo del recién abierto Centro de Formación de Nájera (La Rioja), dependiente del Instituto español de Patrimonio Histórico y de cuyo patronato forma parte la Diputación vizcaína.

De la colección de arte antiguo, se ha reparado la tabla de estilo gótico titulada "San Joaquín y Santa Ana" (1435-39), que forma parte de un retablo de seis piezas sobre la vida de la Virgen María atribuido al taller del pintor aragonés Blasco de Grañén y del que ya se han restaurado otras cuatro.

Del llamado "fondo oculto" de la pinacoteca se ha mejorado el óleo titulado "Bodegón con tapiz, frutas y un ángel" de Francesco Fieravino "Il Maltese".

De la colección de arte contemporáneo se ha actuado sobre la composición de gran tamaño (5,6 metros cuadrados de superficie) titulada "Composición-86 II", del artista guipuzcoano Ruiz Balerdi, y cuyo delicado estado de conservación había impedido que, hasta hoy, pudiera ser exhibida al público.

Las intervenciones del programa Zaindu de este año se han completado con trabajos de mejora de dos obras hechas en papel: cuatro dibujos del bilbaíno Adolfo Guiard, realizados a tinta sobre papel cebolla, y el montaje sobre cartón titulado "Signo y materia 3-D", del artista catalán contemporáneo Antoni Tàpies.

La mayoría de las actuaciones sobre estas obras han consistido en la limpieza de restos de suciedad, repintes y barnices oxidados de anteriores restauraciones, así como en una reintegración cromática y consolidación de la materia pictórica y de los soportes que las sustentan, con aplicación de barnizado local de protección.