Público
Público

Ben Kingsley dice que "el pacifismo es necesario, pero no siempre funciona"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El actor británico Ben Kingsley, Oscar de Hollywood 1982 por su papel del líder pacifista Mahatma Gandhi, consideró hoy que el pacifismo es "necesario, pero no siempre funciona".

El veterano actor recibirá esta noche el Giraldillo de Oro-Premio de Honor, que le concede el Festival de Cine Europeo de Sevilla como recompensa a su carrera y su aportación al cine, durante una gala en la que se proyectará el largometraje "Fifty Dead Men Walking" (2008).

El sobrio y afable actor británico recordó su papel de Ghandi en la película de Richard Attenborough, una de las interpretaciones que marcaron su trayectoria, para intentar analizar la vigencia actual del pacifismo.

"Es difícil de decir. Si en lugar del Reino Unido otro país hubiera estado en la India, probablemente habría sido peor", expuso Kingsley, quien sostuvo que el pacifismo "es necesario, pero no siempre funciona".

El actor relató que hace años estuvo presente en la proyección de esta película en los territorios palestinos y que al concluir muchos jóvenes le preguntaron: "¿qué puedo hacer para ser Ghandi en Palestina?".

Con una extensa filmografía, Sir Ben Kingsley pasa también por el Festival sevillano para presentar y promocionar el thriller "Fifty Dead Men Walking" (Reino Unido-Canadá), del director Kari Skogland.

En la cinta, Kingsley interpreta el papel de Fergus, un miembro del MI5 británico que hace de tutor del joven Martin (Jim Sturgess) en su trabajo de informador, en una historia ambientada en los barrios dominados por el IRA de Belfast, en los años 80.

Kinsgley ha explicado que la cinta ha tenido una acogida muy positiva en ambos países, ya que se trata de un capítulo "pasado", en el que tanto los británicos como los irlandeses pueden verla con la "idea de ya todo ha terminado".

Otro de los filmes que ha consagrado la fama del británico fue "La lista de Schindler", de Steven Spielberg, en la interpretó al contable del empresario alemán que salvó la vida de más de un millar de judíos durante la persecución de los nazis.

Ben Kinsgley se refirió a los "grandes" directores con los que ha trabajado, entre ellos Spielberg, y cito además a Isabel Coixet, a cuyas órdenes rodó "Elegy" (2008), película que protagonizó junto a Penélope Cruz.

De ambos realizadores, comentó que han conseguido durante los rodajes sacarle "las capas más humanas", aunque ha manifestado sentirse cómodo también con los directores que le dan "seguridad", que le hacen "perder la sensación de vulnerabilidad".

"Dicen algunos críticos que soy un actor bipolar y yo creo que en todas las personas hay un ángel y un demonio", ha reflexionado el actor, que ha situado la motivación para seguir trabajando en la "imperiosa necesidad personal de hacer algo, de ser creativo".

Sobre el cine español, ha admitido que lo sigue a través de los DVD, pero ha destacado el trabajo de directores como Carlos Saura o Pedro Almodovar y se ha mostrado convencido de que sería muy interesante poner en marcha una producción hispano-británica.

El Sevilla Festival de Cine Europeo tiene este año a Reino Unido como invitado y proyectará un total de 150 largometrajes, en esta edición el Premio de Honor a toda una carrera será para el director español Fernando Trueba.