Público
Público

Benedicto XVI muestra su dolor por la matanza de judíos de 1938

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Papa Benedicto XVI, nacido en Alemania, habló el domingo de su persistente dolor por la llamada "Kristallnacht" (noche de los cristales rotos) de hace 70 años, cuando los nazis desataron una oleada de ataques antijudíos en un precursor del Holocausto.

Alemania recuerda el domingo el aniversario de una noche en la que los seguidores de Adolf Hitler atacaron y quemaron miles de negocios y sinagogas judías.

Al menos 91 judíos resultaron muertos en la violencia desatada por los paramilitares nazis y unos 26.000 fueron detenidos y enviados a los campos de concentración.

"Aún hoy siento dolor por lo que pasó en aquellos eventos trágicos, cuyo recuerdo debe servir para asegurar que nunca se repitan esos horrores y que luchemos, en todos los niveles, contra cualquier forma de antisemitismo y discriminación", declaró el Pontífice.

"Invito a todo el mundo a rezar por las víctimas de aquella noche y que se unan a mí para expresar una profunda solidaridad con el mundo judío", agregó ante la multitud congregada para su habitual rezo del Angelus en la plaza de San Pedro del Vaticano.

Benedicto XVI, nacido como Joseph Ratzinger en Baviera en 1927, fue obligado a unirse a las Juventudes Hitlerianas cuando era adolescente, aunque sus dos padres se oponían a los nazis. Este mismo año dijo en un discurso en Nueva York que su adolescencia se vio "manchada por un régimen siniestro".

En la actualidad está siendo presionado por supervivientes del Holocausto y sus descendientes para que frene el proceso de santificación del Papa durante la Segunda Guerra Mundial, Pío XII.

Algunos judíos acusan al Pontífice que dirigió la Iglesia Católica entre 1939 y 1958 de ignorar el exterminio de los judíos. El Vaticano defiende que trabajó desde las sombras para ayudar a salvar a muchos judíos de una muerte segura.