Público
Público

Benedicto XVI visita San Marino y pide un renovado compromiso con la fe

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El papa Benedicto XVI viajó hoy a la República de San Marino, donde pidió un renovado compromiso con la fe que deje de lado los actuales "modelos hedonistas que nublan la mente y hacen correr el riesgo de anular toda moralidad".

"La riqueza de este pueblo, vuestra riqueza, queridos sanmarinenses, ha sido y es la fe y el hecho de que esta fe haya creado una civilización verdaderamente única (...) Vosotros estáis llamados a desarrollar esta preciosa consigna en un momento entre los más decisivos de la historia", dijo el pontífice en una misa en el Estadio de Serravalle ante unas 20.000 personas.

"Hoy, vuestra misión se encuentra que tiene que enfrentarse a profundas y rápidas transformaciones culturales, sociales, económicas, políticas, que han determinado nuevas orientaciones y modificado mentalidades, hábitos y sensibilidades", agregó.

Según Benedicto XVI, en San Marino tampoco faltan las dificultades y obstáculos propiciados, sobre todo, por "modelos hedonistas que nublan la mente y hacen correr el riesgo de anular toda moralidad".

"Se ha insinuado la tentación de considerar que la riqueza del hombre no es la fe, sino su poder personal y social, su inteligencia, su cultura y su capacidad de manipulación científica, tecnológica y social de la realidad", afirmó el papa.

"Así, también en estas tierras, se ha comenzado a sustituir la fe y los valores cristianos con presuntas riquezas, que se revelan, al final, inconsistentes y capaces de sostener la gran promesa de la verdad, del bien, de lo bello y lo justo que durante siglos vuestros antepasados han identificado con la experiencia de la fe", agregó.

El pontífice indicó además que no hay que olvidar la crisis de las familias, "agravada por la difusa fragilidad psicológica y espiritual de los cónyuges", ni tampoco las dificultades que tienen que afrontar los educadores para "obtener la continuidad formativa de los jóvenes, condicionada por múltiples factores de precariedad, empezando por el papel social y las oportunidades de trabajo".

Benedicto XVI, quien viajó hasta la pequeña República europea en helicóptero, invitó a los presentes en la misa a ser cristianos "presentes, emprendedores y coherentes" y destacó la "urgencia de una recuperación de las vocaciones sacerdotales" que advierte también en San Marino.

El papa, quien retoma el testigo de la visita realizada por su predecesor, Juan Pablo II en 1982, tiene previsto esta tarde reunirse en el Palacio Público con las autoridades civiles de San Marino, Estado independiente de 61,5 kilómetros cuadrados en el corazón de la Península Itálica.