Público
Público

El beneficio de Banco Popular cae el 19,9 por ciento hasta junio tras dotar de provisiones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Banco Popular logró un beneficio neto atribuido de 354,55 millones de euros entre enero y junio de 2010, que fue un 19,9% inferior al registrado un año antes debido a los menores ingresos por la crisis y los bajos tipos de interés y a la dotación a provisiones de 830 millones realizada.

Así lo informó hoy el banco que preside Ángel Ron a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), que explicó que la morosidad alcanzó el 5,04% a cierre de junio, ralentizando su crecimiento frente al 4,91% del trimestre anterior y al 4,39% de un año atrás, con una tasa de cobertura del 49,20%, ligeramente superior al 47,09% del mismo mes de 2009.

En cuanto a la solvencia, que está actualmente en el centro de la atención, tras la publicación de las pruebas de solvencia de la banca europea, el Popular, tenía a finales de junio un capital básico o "core capital" del 8,58% (7,37% un año antes), en tanto que los recursos de primera categoría o TIER 1 se situaban en el 9,14% (8,71% en junio de 2009).

Tras superar en un punto porcentual el ratio mínimo de solvencia exigido por la Unión europea en las pruebas de solvencia (el 6%), el Popular considera "demostrada" su solidez financiera y destaca su "gran resistencia ante una situación de crisis extrema" gracias a su nivel de capital de partida y a su capacidad de generar resultados recurrentes".

Volviendo a las cuentas semestrales, el negocio crediticio crecía a un ritmo del 3,6%, hasta los 99.550 millones de euros brutos, en tanto que los depósitos de la clientela mantenían un fuerte incremento del 20,6%, sobre todo por el éxito del Depósito Gasol, que le ha permitido captar 5.400 millones de euros.

Sin tener en cuenta los resultados extraordinarios, principalmente por la venta de oficinas, el beneficio habría sido un 12% superior al del mismo periodo del año anterior, dice el banco.

Además, la entidad cuenta con una "holgada" situación de liquidez, ya que tiene una segunda línea de unos 13.700 millones de euros, suficientes para cubrir el 45% de la financiación mayorista y más del 200% de los productos a corto plazo, lo que le permite afrontar con tranquilidad la actual dificultad de captar fondos en el mercado, explica la nota.

Con las dotaciones a provisiones realizadas en este periodo, la entidad ya suma en total 2.915 millones de euros para afrontar el riesgo crediticio, de los que 1.256 millones son cautelares.

En este escenario económico "adverso", el banco vio caer todos los márgenes de la cuenta de resultados finalizada la primera mitad del año, con un recorte del 9,3% en el de intereses, algo "esperado" debido al actual escenario económico y de bajos intereses, que se vio compensado por un mayor volumen de negocio.

El margen bruto, por su parte, se redujo el 11,8%, hasta quedar en 1.804,7 millones, por los menores resultados por operaciones financieras y el retroceso del 3,4% en las comisiones, aunque las asociadas a servicios bancarios y gestión de la cartera de valores de los clientes registran ya una "tímida recuperación" del 2,1%.

La entidad logró contener los costes en la primera mitad de año, pese a los gastos que le ocasionó el alquiler de una parte de la red de oficinas, vendida en régimen de "sale&lease back", efecto que se compensó con el recorte de gastos de personal tras el cierre de 108 sucursales.

Así llegamos al margen de explotación o resultado antes de provisiones, que se situó en 1.169 millones tras reducirse el 17,5%, lo que el Popular destaca que está por encima del resto de bancos de su tamaño debido a su mayor rentabilidad y eficiencia, con un ratio del 32,58%, de los más bajos de Europa, aunque es peor que el 28,27% de junio de 2009.