Público
Público

El beneficio del Santander cae el 4,5% hasta junio por las dotaciones a provisiones

Obtuvo un beneficio neto atribuido de 4.519 millones de euros entre enero y junio de 2009

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Grupo Santander obtuvo un beneficio neto atribuido de 4.519 millones de euros entre enero y junio de 2009, un 4,5% menos que un año antes, debido a las dotaciones a provisiones realizadas por la entidad, que se elevaron el 61%.

Según informó este miércoles el Santander a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), 'la crisis financiera y la desaceleración económica han implicado un menor crecimiento de la actividad y un aumento de la mora, que ha demandado mayores necesidades de provisiones', por lo que el grupo destinó a este fin 4.626 millones en estos seis meses, el 61% más.

Los ingresos de la entidad crecieron el 14% en este primer semestre, casi el doble que el aumento del 8% que registraron los costes, explica el banco, que prevé mantener su beneficio neto anual en torno a los 8.876 millones de euros, así como el dividendo, al que destinó 4.812 millones.

La primera entidad financiera española tenía un ratio de mora del 2,82% al cierre de junio, frente al 1,34% que registraba un año antes, con una cobertura para insolvencias del 72%, frente al 120% de junio de 2008.

Los créditos a la clientela se situaban en 694.068 millones de euros netos a finales de junio, el 15,9% más que en junio de 2008, en tanto que los depósitos de los clientes alcanzaban los 483.774 millones, el 29,2% más, una partida en la que destacó el avance de los recursos en balance, que alcanzaron los 746.916 millones.

Los recursos gestionados fuera de balance bajaron, por su parte, el 13,1%, a consecuencia del retroceso del 20,7% de los fondos de inversión y del 5,5% de los fondos de pensiones, en tanto que los seguros de ahorro-inversión crecieron el 35,7%.

En cuanto a la solvencia del Grupo, el core capital -capital y reservas sobre activos ponderados por riesgo- se situó en el 7,5%, frente al 6,3% de un año antes, en tanto que el Tier 1 se encontraba al finalizar junio en el 9,4%, frente al 7,9% de un año antes.

Por lo que respecta a los principales márgenes de la cuenta, el de intereses sumó 12.656 millones al aumentar el 24,2%, en tanto que el bruto alcanzó los 19.368 millones tras crecer el 14,3%, pese a que los ingresos por comisiones se estancaron en 4.538 millones.

Por último, el margen neto -el que mejor refleja la evolución del negocio típico bancario- creció el 19,1% hasta los 11.314 millones.

Como consecuencia de esta combinación entre ingresos y gastos, el ratio de eficiencia del Santander mejoró en 2,3 puntos porcentuales, hasta alcanzar el 41,6%.

Por áreas geográficas, Europa continental ganó 2.657 millones de euros (el 13% más), con incrementos del 1% en los créditos y del 17% en los depósitos, área en la que destacan las ganancias de la filial británica, el Abbey, que ascendieron a 885 millones de euros, un 41% más, mientras Iberoamérica obtuvo un beneficio neto de 1.806 millones de euros, el 4% menos.

Por áreas de negocio, Banca Comercial ganó 3.580 millones de euros (el 6,4% menos) y Gestión de Activos y Seguros ganó 228 millones (el 9,1% menos), mientras que Banca Mayorista Global logró crecer el 95,7%, hasta los 1.513 millones.

A cierre de junio, el Grupo Santander contaba con 177.781 empleados, el 8,6% más que en el mismo mes de 2008, en tanto que su red de oficinas se componía de 14.108, casi 1.500 más.