Público
Público

El beneficio de Iberdrola Renovables cae un 35,9% por los bajos precios de la energía

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Iberdrola Renovables obtuvo un beneficio neto de 163,8 millones de euros en 2007, un 35,9 por ciento menos que en 2006, de acuerdo con los datos presentados hoy por la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

La caída del beneficio responde a los menores precios de la energía en España, la escasa producción eólica nacional, fundamentalmente en el último trimestre, y los efectos del tipo de cambio.

El resultado bruto de explotación (EBITDA) disminuyó un 7,7 por ciento, hasta los 777,3 millones de euros, mientras que el beneficio neto de explotación (EBIT) se redujo un 10,9 por ciento, hasta los 432,7 millones.

La cifra de negocio aumentó un 2,8 por ciento, hasta los 1.580,6 millones de euros, frente a los 1.537 millones de 2006.

Los resultados presentados por la eléctrica son pro-forma (calculados expresamente) e incluyen la aportación de los activos de Reino Unido y Estados Unidos de Scottish Power durante todo el ejercicio para que la comparación resulte más homogénea.

Si se tiene en cuenta sólo la aportación de estos activos en el cuarto trimestre, el beneficio neto cae un 38 por ciento, hasta los 117,5 millones de euros, el EBITDA crece un 1,3 por ciento, hasta los 564 millones de euros, mientras que la cifra de negocio aumenta un 37 por ciento con 953 millones de euros.

Por áreas, el EBITDA del negocio eólico en España, que aportó el 59,8 por ciento del total, cayó un 10,1 por ciento con 465 millones de euros, mientras que en Estados Unidos aumentó un 20,1 por ciento, hasta los 177 millones, gracias a un incremento del 26,4 por ciento en la producción.

En cuanto a los activos de Reino Unido, el EBITDA también cayó, un 2,3 por ciento hasta los 73,6 millones de euros, aunque aumentó el margen bruto gracias a los mayores precios de la energía.

La deuda neta de la compañía se sitúo en 803,2 millones de euros al cierre del ejercicio.

Iberdrola Renovables terminó 2007 con una potencia instalada de 7.704 megavatios (MW), un 74 por ciento más que al término de 2006, gracias a la integración de los activos de Scottish Power en el Reino Unido y EEUU (PPM Energy).

De esta capacidad, 7.362 MW corresponden a parques eólicos y 342 MW a centrales minihidráulicas.

La producción de la eléctrica se sitúo en 14.708 millones de kWh e 2007, lo que supone un incremento del 14,3 por ciento frente a la generación de 2006.

La compañía cerró 2007 con una cartera de proyectos de 42.053 megavatios (MW) y prevé inversiones de 8.600 millones de euros entre 2008 y 2010 para instalar 2.000 MW anuales y alcanzar 13.600 MW en 2010.