Público
Público

El beneficio de Iberia cae un 72,4 por ciento en el primer semestre del año

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El beneficio neto de Iberia cayó un 72,4 por ciento en el primer semestre del 2008 al situarse en 20,7 millones de euros frente a los 74,8 millones obtenidos en el mismo periodo del año anterior, según un comunicado remitido hoy por la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV)

Los ingresos por explotación permanecieron prácticamente invariables al pasar de los 2.563 millones de euros del 2007 a los 2.567 del presente ejercicio.

El EBITDA cayó un 34,2 por ciento, al situarse en 259,3 millones de euros frente a los 393,9 millones del año anterior.

Los gastos del primer semestre aumentaron un 3,7 por ciento, al pasar de los 2.607 millones de euros del 2007 a los 2.704 millones del presente ejercicio.

El combustible fue una de las principales partidas de gastos, ya que aumentó en 199,5 millones de euros respecto al primer semestre del 2007, hasta 732,1 millones de euros, lo que supone el 27,1 por ciento de los gastos de explotación del Grupo Iberia.

Por contra, los gastos de personal disminuyeron en un 1,4 por ciento gracias a la reducción de la plantilla en un 3,8 por ciento y al aumento del 5,8 por ciento de la productividad medida en asiento por kilómetro ofertado (AKO) por empleado.

Los ingresos por pasaje descendieron un 1,5 por ciento, al situarse en 2.096 millones de euros, mientras que los obtenidos por carga y "handling" aumentaron, respectivamente, un 3,9 por ciento y un 2,3 por ciento.

Los ingresos obtenidos por el mantenimiento a terceros aumentó un 17 por ciento, alcanzando los 153,4 millones de euros, frente a los 131,1 millones del año anterior.

Durante los primeros seis meses del año Iberia transportó un total de 26.362 millones de pasajeros por kilómetro transportados (PKT), un 1 por ciento más que en el mismo periodo del año anterior.

Los pasajeros de vuelos domésticos cayeron un 17 por ciento, al pasar de los 4.200 millones de PKT del primer semestre del 2007 a los 3.562 millones del actual, mientras que el medio radio creció un 6,3 por ciento, hasta 6.177 millones, y el largo radio aumentó un 3,9 por ciento, con 16.623 millones de pasajeros por kilómetro transportados.

La disminución en los vuelos domésticos corresponde, según la compañía, a la estrategia prevista en el Plan Director de reducir el volumen de la oferta en este sector, un 15 por ciento, y por la aplicación de un mayor ajuste a la ruta Madrid-Barcelona, como consecuencia de la entrada en funcionamiento del tren de alta velocidad, por haberse reducido la oferta en un 20,3 por ciento.

El coeficiente de ocupación perdió 0,6 puntos porcentuales, situándose en el 79,6 por ciento, destacando en este caso las caídas de los vuelos domésticos (-1,6) y Largo Radio (-1,6), y el incremento del Medio Radio (1,2).

En cuanto a las toneladas de carga transportadas en el primer semestre, hubo una reducción de un 2,3 por ciento, hasta 122,9 millones de toneladas.

La compañía anunció en la comunicación remitida a la CNMV, que ha puesto en marcha una serie de actuaciones encaminadas a paliar los efectos negativos del incremento del precio del petróleo, de los recargos y de la desaceleración económica.

Entre estas medias adoptadas destaca la retirada anticipada de la flota de MD-88 a octubre, así como la de los últimos nueve aviones MD-87, con lo que a partir de la próxima temporada de invierno Iberia operará el corto y medio radio con aviones de la familia Airbus.