Publicado: 08.05.2014 10:31 |Actualizado: 08.05.2014 10:31

El beneficio de Repsol crece un 27% hasta marzo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La petrolera Repsol comunicó el jueves que su beneficio neto recurrente CCS subió un 1,5% a 532 millones de euros en el primer trimestre del año, gracias a sus negocios de downstream [negocio de refino, fundamentalmente], que ahora incluyen las operaciones de gas natural licuado. En el fondo de la tabla, el beneficio neto de la petrolera creció un 27,3% a 807 millones entre enero y marzo, un periodo marcado por cambios en el perímetro de consolidación y la incorporación de nuevas normas de contabilidad internacional.

Analistas señalaron que la inclusión del gas natural licuado GNL (reducido ahora a su planta de Canadá) en el área de refino y marketing , explican la positiva evolución de los beneficios de la petrolera. "Con el cambio de reporting ha agrupado estas dos divisiones anteriores) donde el motivo no vino tanto de downstream [negocio de refino, fundamentalmente]  sino por una mejor evolución de la división de GNL favorecida por el invierno frío en EEUU", dijeron analistas de Sabadell.

El beneficio neto ajustado en esta división creció un 28 por ciento a 290 millones de euros, mientras que en upstream [la exploración y producción de crudo] bajó un 27 por ciento a 255 millones. La producción del grupo bajó un 5 por ciento en el periodo a 342.000 barriles diarios de equivalente de petróleo por las interrupciones temporales en las refinerías de Libia y Trinidad y Tobago. Por otra parte, la petrolera consiguió mantener el margen de refino en 3,9 dólares por barril, aunque baja desde los 4,1 dólares del cuarto trimestre, "en un entorno caracterizado por el continuo descenso de los márgenes en Europa".

En cuanto a su posición financiera, la compañía cerró marzo con una deuda neta de 4.722 millones de euros, 636 millones menos que el pasado diciembre "por el cobro en enero de las desinversiones del cierre de la venta de GNL y de la participación en (la peruana) TGP, por importe de 700 millones de dólares y 150 millones de dólares, respectivamente".

El miércoles, Repsol vendió casi toda la participación que le quedaba en YPF a Morgan Stanley con un descuento ajustado y jugosas plusvalías. Además, se espera que hoy Repsol reciba los bonos por 5.000 millones de dólares con los que el Gobierno argentino le compensará por la expropiación del 51% de la petrolera argentina en 2012. Previsiblemente, la petrolera empleará los recursos de estas operaciones en recuperar parte de la capacidad de producción perdida con alguna operación corporativa de calado.