Publicado: 06.11.2014 12:34 |Actualizado: 06.11.2014 12:34

El beneficio de Repsol sube por la recuperación de la producción en Libia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La petrolera española Repsol reportó el jueves un aumento del 41% en sus ganancias subyacentes del tercer trimestre, impulsadas por una fuerte mejora en los márgenes de refinación, unos menores costos financieros y una recuperación en la producción en Libia. En un entorno bajista para los precios del petróleo, el beneficio neto recurrente CCS de Repsol subió a 415 millones desde los 295 millones del año anterior y frente a los 404,5 millones proyectados de media por los analistas consultados por Reuters.

La producción total aumentó un 8,2% a 366.000 barriles de petróleo equivalente diarios (boe) respecto a los tres meses anteriores, apoyado en una recuperación en Libia, donde la producción se reanudó en julio tras una interrupción causada por un conflicto interno. Los márgenes de refinación, el otro motor principal de las sólidas ganancias, aumentaron un 25,8 por ciento desde el trimestre anterior.

Los menores costos financieros también ayudaron como resultado de la fortaleza del euro y una reducción de cerca de 400 millones de euros en la deuda neta durante el trimestre, a 2.000 millones de euros a fines de septiembre.

Después de intentos fallidos por sellar acuerdos con la petroleras canadienses Talisman y Pacific Rubiales , y con el brazo noruego de Marathon Oil, Repsol continúa buscando objetivos de crudo y gas en países de la OCDE que ofrezcan un retorno de la inversión de 7% u 8%, dijeron a Reuters esta semana fuentes familiarizadas con el asunto.

Repsol, que dispone actualmente de mucha liquidez, tiene destinado 10.000 millones de dólares para aprovechar el menor valor de los activos de esquisto de EEUU, que han sido afectados por la caída de los precios del petróleo, y para llenar el vacío que dejó la expropiación de su negocio en Argentina en 2012. Una compra podría además reducir la fuerte exposición del grupo a países conflictivos como Libia y Venezuela, que afectó sus ganancias en el pasado, y también ayudar a protegerlo de cualquier oferta pública de adquisición por parte de grandes competidores internacionales.

Así, la persistente caída del precio del petróleo y el socavón que ha abierto en la valoración de los activos del sector han puesto a tiro de unos pocos meses la oportunidad que Repsol está buscando para crecer en upstream (las actividades de exploración y producción) con los recursos que logró con su salida de Argentina. El director financiero de Repsol, Miguel Martínez, dijo que el actual escenario macroeconómico hace pensar en que puedan surgir en cuestión de dos a tres meses "buenas oportunidades de inversión" para la petrolera española, que sigue con el foco puesto en activos de hidrocarburos líquidos y en mercados desarrollados.

Miguel Martínez destacó que los más de cuatro meses de caídas en el precio del crudo Brent han evaporado buena parte del valor de muchas compañías, especialmente en el sector de hidrocarburos no convencionales en Norteamérica. "Viendo que la valoración de muchas compañías ha caído entre el 20% y el 50% en capitalización de mercado (...) Si los precios siguen en este nivel, creo que surgirán nuevas oportunidades, especialmente comparado con hace tres meses". Martínez también señaló que la fortaleza relativa del euro frente al dólar era otro factor que ayudaba a la capacidad de la compañía para acometer una compra a corto plazo.

El directivo añadió que con la abultada caja de la que dispone el grupo no veía necesario tener que vender activos para financiar una eventual compra de una empresa o paquete de activos, al tiempo que descartó el pago de otro dividendo extraordinario a corto o medio plazo (año o año y medio).