Público
Público

El beneficio de Telefónica cae por los saneamientos en Venezuela, Italia e Irlanda

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Telefónica obtuvo un beneficio neto de 3.928 millones de euros en el ejercicio 2012, lo que supone un 27,3% menos que en el año anterior, tras realizar saneamientos por 2.536 millones de euros en Venezuela, Italia e Irlanda, según ha comunicado este jueves la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). La firma presidida por César Alierta ha precisado que el comportamiento del beneficio neto se vio afectado por los saneamientos de su participación en Telecom Italia, con un impacto de 949 millones de euros y en Telefónica Irlanda de 513 millones de euros, así como por la devaluación del bolívar venezolano, que tuvo un impacto de 417 millones de euros en sus cuentas anuales.

Sin estos saneamientos, que suman 2.536 millones de euros, el beneficio neto se habría situado en 6.465 millones de euros, dijo Telefónica.

Asimismo, la multinacional española registró unos ingresos el pasado año de 62.356 millones de euros, lo que supone un descenso del 0,8% frente a los 62.837 millones de euros de 2011. Por áreas geográficas, Telefónica Latinoamérica incrementó sus ingresos un 5,5%, hasta los 30.520 millones de euros, casi la mitad de los de todo el grupo. La firma gestiona en la región 212 millones de accesos en la región a diciembre de 2012, con un crecimiento interanual del 6%. Por el contrario, los ingresos en Telefónica Europa cayeron un 6,5%, hasta lo 29.995 millones de euros.

En concreto, las ventas del grupo en España cayeron un 13,2%, hasta los 14.985 millones de euros. La compañía ha recordado que en el tercer trimestre de 2011 se incluyó en las cuentas de Telefónica una provisión por el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) de 2.591 millones de euros. Telefónica España gestiona un total de 43,1 millones de accesos a finales de diciembre 2012, un 8% interanual menos que a cierre de 2011, afectado por la desconexión de dos millones de clientes móviles inactivos en el primer trimestre del año. La compañía ha destacado que el negocio en España se ha convertido en 'paradigma' de la transformación del grupo hacía un modelo sostenible de crecimiento y rentabilidad y ha puesto como ejemplo las más de 1,5 millones de altas en su tarifa Movistar Fusión.

La compañía que preside César Alierta ha subrayado que entre enero y diciembre de 2012 ha reducido su deuda financiera neta en más de 5.000 millones de euros, hasta los 51.259 millones de euros, con lo que sitúa el ratio de deuda financiera en 2,36 veces. A cierre de 2012, el peso de obligaciones y bonos dentro de la deuda financiera consolidada se sitúa en el 68% frente al 32% que representa la deuda con instituciones financieras.

Telefónica ha reiterado su objetivo de pagar un dividendo 0,75 euros por acción en 2013 y de mantener la deuda financiera neta por debajo de los 47.000 millones de euros en el ejercicio 2013.

La remuneración total del consejo de Telefónica ascendió a 50,5 millones de euros en 2012, frente a los 28,1 millones de euros del año anterior, al incluir la indemnización de 24,7 millones de euros del exconsejero delegado de la compañía, Julio Linares, quién dimitió de este puesto en septiembre de 2012. Telefónica anunció el pasado mes de septiembre la dimisión de Linares, sustituido por José María Alvarez-Pallete. Linares, que fue designado vicepresidente tercero del consejo de administración de Telefónica, ejerció responsabilidades ejecutivas en la compañía durante más de 40 años.

La multinacional ha precisado que, si se excluye esta partida no recurrente, la retribución a los miembros del consejo se situó en los 25,8 millones de euros. Además, descontada la retribución variable del exconsejero delegado, la cifra se sitúa en los 22,4 millones de euros. En concreto, la retribución total percibida por los consejeros, en su condición de tales, fue de cuatro millones de euros en 2012 por asignación fija y dietas. En el capítulo de otros beneficios (aportaciones a fondos de pensiones y primas de seguros de vida) se registran 134.000 euros, frente a los 178.000 del ejercicio anterior. Esta reducción se explica por una bajada de la retribución variable o bonus, cercana al 13%, y la inexistencia de pago en acciones para los consejeros ejecutivos, que en 2011 había ascendido a 4,7 millones de euros.

Por lo que se refiere a la Alta Dirección de la compañía, la remuneración total ascendió a 25,7 millones de euros, incluyendo la indemnización por 10,8 millones que recibieron Luis Abril y de Calixto Ríos, que abandonaron la firma a finales del pasado añ. Sin tener en cuenta esta indemnización, la remuneración total de la alta dirección fue de 14,9 millones, frente a los 19,5 millones de euros del año anterior. Durante el pasado año, la alta dirección tampoco accedió a pago en acciones y también sufrió una reducción de la retribución variable del 13%, ha explicado la firma.