Público
Público

El beneficio de Toyota Motor cayó un 57,5 por ciento entre abril y diciembre

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El beneficio neto de Toyota Motor cayó un 57,5 % entre abril y diciembre, los primeros nueve meses del año fiscal en Japón, hasta los 162.525 millones de yenes (unos 1.618 millones de euros), informó hoy la compañía en un comunicado.

El grupo achacó este resultado "al impacto del descenso de las ventas por los efectos del gran terremoto (de marzo de 2011) en el noreste de Japón, las inundaciones en Tailandia y la continua apreciación del yen".

Pese a este descenso, la multinacional nipona del motor revisó al alza su previsión de beneficio para este ejercicio fiscal, que termina el 31 de marzo, y en el que espera ganar 200.000 millones de yenes (1.991 millones de euros), un 11,1 % más de lo estimado en diciembre.

Toyota explicó que esta revisión se ha efectuado "ante los progresos en los esfuerzos para mejorar la rentabilidad", y adelantó que, con su producción prácticamente normalizada tras los desastres naturales de 2011, este año fiscal espera vender 7,41 millones de vehículos, frente a los 7,38 millones pronosticados en diciembre.

En el periodo abril-diciembre de 2011 la compañía que preside Akio Toyoda vendió 4,99 millones de vehículos, lo que supone 522.000 menos que en el mismo periodo del ejercicio anterior.

Los ingresos del grupo, con sede en Aichi (centro de Japón), cayeron en esos nueve meses un 10,2 % interanual, hasta los 12,88 billones de yenes (128.270 millones de euros).

Pero el mayor revés lo sufrió el beneficio operativo, que entre abril y diciembre se redujo un 72,3 %, hasta los 117.111 millones de yenes (1.166 millones de euros), lastrado principalmente por "las fluctuaciones de divisas", indicó el fabricante.

Según Toyota, la fortaleza del yen pesó en este apartado por cerca de 200.000 millones de yenes (1.991 millones de euros).

Pese a todo, el grupo indicó que, gracias a la reducción costes, para este año fiscal prevé un beneficio operativo de 270.000 millones de yenes (2.688 millones de euros), un 35 % más de lo calculado en diciembre, y unas ventas de 18,3 billones de yenes (182.245 millones de euros), un 0,5 % más de lo esperado.

Después de tres años como líder mundial del motor, Toyota perdió en 2011 su reinado al ser superado en ventas por General Motors y Volkswagen entre enero y diciembre, periodo en el que el japonés afrontó serios problemas de producción por los desastres naturales y el impacto de un yen en máximos frente al euro y el dólar.