Público
Público

Los beneficios y la crisis marcarán el día del inversor de Nokia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El mayor fabricante de móviles del mundo, Nokia, podría recortar sus pronósticos de beneficios a medio plazo durante el día anual del inversor, que se celebra el jueves, en un momento donde la industria sufre los efectos de la crisis económica.

Los inversores y analistas efectuarán un escrutinio de cualquier comentario sobre la demanda durante el último trimestre del año, y esperan obtener más detalles sobre el pronóstico de la compañía de que el mercado sufriría una caída en 2009 y sobre cómo Nokia piensa efectuar los recortes que prometió.

Algunos análisis prevén una caída en el mercado de los terminales móviles de más de un 10 por ciento el próximo año, sin embargo la mayoría piensa que este bache se limitará a una cifra de un solo dígito.

Nokia admitió el 14 de noviembre que espera un descenso de la actividad pero sin cuantificar la magnitud de este declive.

La compañía ha utilizado el evento anual, que se llevará a cabo el jueves en Nueva York, para actualizar sus objetivos para los próximos años.

El año pasado la compañía finlandesa elevó sus objetivos de beneficios a una cifra de entre 16 y 17 por ciento en uno o dos años, y dijo que su división de terminales apuntaba a obtener márgenes de un 20 por ciento.

Los analistas han pronosticado un margen de 11,7 por ciento para 2009 y de 12,7 por ciento para 2010, según Reuters Estimates.

Nokia dijo el 14 de noviembre no haber alcanzado sus metas de beneficios del 20 por ciento en su unidad de terminales, un objetivo difícil en una industria donde pocas firmas logran ingresos saludables, y dijo que recortaría costes de forma significativa.

"Cualquier comentario sobre el próximo año serán probablemente muy reservados, particularmente porque Nokia ha cometido el error de ser demasiado positivo en las previsiones para el tercer y el cuarto trimestre de 2008", dijo Tero Kuittinen, analista de Global Crown Capital.